Disfunción sexual asociada al uso de psicofármacos.

26 noviembre 2023

AUTORES

  1. Verónica Dalda Navarro. Enfermera Especialista en Salud Mental. CRP San Juan de Dios (Teruel).
  2. Sara Morcillo Martínez. Enfermera Especialista en Salud Mental. Centro de Salud Mental. CAD. (Cieza).
  3. Leticia Anadón Ruiz. Enfermera Especialista en Salud Mental. Unidad de Corta Estancia de Psiquiatría. Hospital Obispo Polanco (Teruel).
  4. Miriam Grimalt López. Enfermera Especialista en Salud Mental. Unidad Salud Mental Infanto-Juvenil. Centro de Salud Teruel-Ensanche (Teruel).
  5. Rocio Herrera Alegre. Enfermera Especialista en Salud Mental. CRP San Juan de Dios. (Teruel).
  6. Noelia Hernández Vicente. Enfermera Especialista en Salud Mental. Máster en Especialización de Cuidados de Enfermería por la Universidad CEU. Unidad de Larga Estancia del CRP San Juan de Dios (Teruel).

 

RESUMEN

La disfunción sexual es un problema clínico significativo que afecta la calidad de vida de muchos pacientes. En la búsqueda de alivio de los síntomas psiquiátricos, los psicofármacos se han convertido en una herramienta valiosa para los profesionales de la salud mental. Sin embargo, estos medicamentos no están exentos de efectos secundarios, y la disfunción sexual es uno de los más comunes. En este artículo, se llevará a cabo una revisión bibliográfica de la relación entre el uso de psicofármacos y la disfunción sexual.

 

PALABRAS CLAVE

Disfunción sexual, psicofármacos, tratamiento de las disfunciones sexuales.

 

ABSTRACT

Sexual dysfunction is a significant clinical problem that affects the quality of life of many patients. In the search for relief from psychiatric symptoms, psychotropic drugs have become a valuable tool for mental health professionals. However, these medications are not without side effects, and sexual dysfunction is one of the most common.

In this article, a literature review of the relationship between the use of psychotropic drugs and sexual dysfunction will be carried out.

 

KEY WORDS

Sexual dysfunction, psychotropic drugs, treatment of sexual dysfunctions.

 

INTRODUCCIÓN

La sexualidad y el funcionamiento sexual son aspectos importantes de todas las personas, estos se consideran componentes integrales de la salud y el bienestar general con el fin de tener una mejor calidad de vida. Llegando a afectar a la vida social del individuo influyendo en su comportamiento hacia sí mismo, su pareja sexual y todas las demás personas1,2.

La disfunción sexual (DS) es hoy en día un problema muy importante en los países occidentales, con gran número de causas, entre las que se encuentran factores psicosociales, enfermedades médicas generales, trastornos y tratamientos psiquiátricos y no psiquiátricos. Se produce tanto en personas sanas, como en personas con trastorno mental grave (TMG), aunque la prevalencia es mayor en personas con problemas emocionales que en la población sana3.

La DS asociada a enfermedades psiquiátricas graves puede deberse tanto al trastorno mental en sí mismo como al uso de tratamientos psicotrópicos. Muchos síntomas sexuales se resuelven a medida que mejora el estado mental, pero los eventos adversos sexuales relacionados con el tratamiento tienden a persistir con el transcurso del tiempo. La DS causadas por el tratamiento afecta negativamente la calidad de vida y puede contribuir a reducir el cumplimiento del tratamiento4.

Los enfermos mentales son los grandes olvidados a pesar de los cambios producidos a lo largo de los años. Los pacientes han pasado de la reclusión en hospitales psiquiátricos a la vida en la comunidad, este cambio se ha desarrollado gracias a la psicofarmacología y en el desarrollo de programas comunitarios que hacen posible la integración en la sociedad, dando importancia a aspectos que antes permanecían abandonados, como por ejemplo la calidad de vida, la evaluación de necesidades y la vida familiar del paciente. Sin embargo, pese a los grandes avances, todavía quedan abiertos otros aspectos necesarios de mejorar, como la vida sexual de estos pacientes5.

Establecer con precisión la prevalencia de la disfunción sexual resulta complicado, debido a dos factores principalmente:

 

  • la escasa frecuencia con que se manifiestan este tipo de problemas de forma espontánea por parte del paciente hacia el personal sanitario,
  • la falta de un interrogatorio por parte del profesional hacia el paciente6.

 

Lamentablemente la incidencia real de la disfunción está subestimada y es preciso el empleo de cuestionarios específicos ya que las fichas técnicas de los medicamentos muestran cifras inferiores al 25%, las comunicaciones espontáneas de los pacientes de este efecto adverso no superan el 15-20% mientras las cifras reales superan el 60-80%.

En España se creó y validó un cuestionario específico para este fin (Cuestionario PRSexDQ, también conocido como SALSEX, que ha sido utilizado en amplias muestras de más de 4.000 pacientes. Los estudios con el SALSEX demuestran una frecuencia del 80% de DS. La DS influye notablemente en la adherencia y entre 20-36% consideran el abandono del tratamiento cuando se mide específicamente (cuestionario SALSEX)5.

 

Psicofármacos y Disfunción Sexual:

Los psicofármacos son una clase de medicamentos diseñados para actuar en el sistema nervioso central y, en su mayoría, afectan la química cerebral. Aunque los mecanismos específicos varían según el tipo de medicamento, es común que los psicofármacos afecten la transmisión de neurotransmisores como la serotonina, la dopamina y la norepinefrina, que están directamente involucrados en la regulación del estado de ánimo y la ansiedad. Sin embargo, estos mismos neurotransmisores también juegan un papel crucial en la función sexual.

Antidepresivos:

Los antidepresivos son uno de los grupos de psicofármacos más prescritos. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), como la fluoxetina y la sertralina, son comunes en el tratamiento de la depresión y la ansiedad. Sin embargo, estos medicamentos a menudo se asocian con la disminución del deseo sexual y la dificultad para alcanzar el orgasmo en ambos sexos. Se cree que esto se debe al aumento de la serotonina en el cerebro, que puede reducir la excitación sexual7.

Ansiolíticos:

Los ansiolíticos, como el diazepam y el alprazolam, se utilizan para tratar la ansiedad y los trastornos del sueño. Estos medicamentos pueden causar somnolencia y, en algunos casos, disminución del deseo sexual. El efecto exacto puede variar según el tipo de ansiolítico y la dosis utilizada8.

Estabilizadores del Estado de Ánimo:

Los estabilizadores del estado de ánimo, como el litio y el ácido valproico, se utilizan en el tratamiento del trastorno bipolar. Estos medicamentos pueden causar disfunción sexual, aunque los mecanismos subyacentes no se comprenden completamente. Se cree que pueden afectar la función de los neurotransmisores y los sistemas de señalización neuronal9.

Antipsicóticos:

Los antipsicóticos, utilizados para tratar la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos, a menudo se asocian con la disfunción sexual. Los efectos secundarios varían según el tipo de antipsicótico, pero pueden incluir la disminución del deseo sexual, la disfunción eréctil y la anorgasmia10.

 

Estrategias de tratamiento:

El tratamiento de la disfunción sexual asociada al uso de psicofármacos depende de la gravedad de los síntomas y la tolerancia del paciente a los efectos secundarios de los medicamentos. Varias estrategias de tratamiento pueden ser efectivas, incluyendo:

Ajuste de la medicación:

En algunos casos, los profesionales de la salud pueden ajustar la dosis del psicofármaco o cambiar a un medicamento diferente que tenga menos probabilidad de causar disfunción sexual. Este enfoque se basa en encontrar un equilibrio entre el alivio de los síntomas psiquiátricos y la minimización de los efectos secundarios sexuales7.

Uso de medicamentos coadyuvantes:

En algunos casos, se pueden prescribir medicamentos coadyuvantes, como inhibidores de la fosfodiesterasa-5 (por ejemplo, sildenafil), para tratar la disfunción eréctil en hombres. Estos medicamentos pueden ayudar a mitigar los efectos secundarios sexuales de los psicofármacos9.

Terapia sexual:

La terapia sexual es una opción valiosa que puede ayudar a los pacientes a abordar problemas sexuales, ya sea a nivel individual o en parejas. Los terapeutas sexuales pueden trabajar con los pacientes para comprender y gestionar la disfunción sexual11.

Educación del paciente:

La educación del paciente es esencial. Los profesionales de la salud mental deben discutir abierta y honestamente con los pacientes sobre los posibles efectos secundarios sexuales de los psicofármacos y ofrecer estrategias para abordarlos12.

 

OBJETIVO

El objetivo de esta revisión bibliográfica es buscar y examinar la literatura científica existente sobre las disfunciones sexuales asociadas a psicofármacos.

 

METODOLOGÍA

Se ha llevado a cabo una búsqueda bibliográfica en las bases de datos Dialnet, PubMed y Google Académico. Dichas bases han sido seleccionadas por la disponibilidad de artículos en inglés y castellano y por tener la posibilidad de acceso a textos completos.

 

RESULTADOS

La relación entre el uso de psicofármacos y la disfunción sexual es un área de interés clínico en constante evolución. Numerosos estudios han abordado esta asociación, proporcionando información valiosa sobre la prevalencia, los mecanismos subyacentes y las estrategias de tratamiento. A continuación, se presentan algunos resultados clave de la literatura científica:

Prevalencia de Disfunción Sexual Asociada a Psicofármacos: Numerosos estudios han documentado que los psicofármacos, como los antidepresivos, ansiolíticos y antipsicóticos, pueden causar disfunción sexual en una proporción significativa de pacientes. Estudios manifiestan que el 30% de los pacientes que tomaban antidepresivos informaron disminución del deseo sexual13.

Mecanismos Subyacentes: La disfunción sexual inducida por psicofármacos puede estar relacionada con cambios en la química cerebral y la alteración de neurotransmisores claves como la serotonina y la dopamina. Investigaciones han sugerido que la serotonina en exceso puede reducir la excitación sexual, lo que contribuye a la disfunción14.

Prevención y Consideraciones Futuras: Investigadores han enfatizado la importancia de la prevención de la disfunción sexual al seleccionar psicofármacos con menor probabilidad de causar este efecto secundario. La monitorización continua de los pacientes es esencial para detectar la disfunción a tiempo. Además, se destaca la necesidad de investigaciones futuras para comprender mejor los mecanismos subyacentes y desarrollar estrategias de prevención más efectivas15.

Estos resultados destacan la importancia de abordar la disfunción sexual asociada al uso de psicofármacos en pacientes con trastornos psiquiátricos. La comprensión de los mecanismos subyacentes y la implementación de estrategias de tratamiento y prevención adecuadas son esenciales para mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

 

CONCLUSIÓN

Las conclusiones a las que hemos llegado después de la búsqueda, lectura, análisis y comparación son las siguientes.

La disfunción sexual asociada al uso de psicofármacos es un desafío clínico que requiere una evaluación y un enfoque integrales. Los profesionales de la salud mental deben ser conscientes de los posibles efectos secundarios sexuales de los psicofármacos y estar preparados para abordarlos de manera efectiva. La prevención, la educación del paciente y las estrategias de tratamiento adecuadas son fundamentales para mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

Para concluir me gustaría hacer hincapié en que el diagnóstico de las disfunciones sexuales suele estar infradiagnosticado y sería necesario una evaluación más exhaustiva por parte de los profesionales sanitarios con el uso de cuestionarios específicos.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Gheshlaghi F, Dorvashi G, Aran F, Shafiei F, Najafabadi GM. The Study of Sexual Satisfaction in Iranian Women Applying for Divorce. Int J Fertil Steril. 2014;8(3):281-8.
  2. Chao JK, Lin YC, Ma MC, Lai CJ, Ku YC, Kuo WH, et al. Relationship among sexual desire, sexual satisfaction, and quality of life in middle-aged and older adults. J Sex Marital Ther. 2011;37(5):386-403.
  3. Abouesh, A, and A Clayton. “Compulsive voyeurism and exhibitionism: a clinical response to paroxetine.” Archives of sexual behavior vol. 28,1 (1999): 23-30.
  4. Montejo AL, Montejo L, Baldwin DS. The impact of severe mental disorders and psychotropic medications on sexual health and its implications for clinical management. World Psychiatry. Febrero de 2018;17(1):3-11.
  5. Gómez AS, Boluda RMZ. Estudio sobre las disfunciones sexuales secundarias a psicofármacos en pacientes con trastornos mentales en el área de Cartagena. :102.
  6. Psychiatry., M. G. (2005.). Sexual disorders and Sexual Dysfunction.
  7. Clayton, A. H., Croft, H. A., Horrigan, J. P., Wightman, D. S., & Krishen, A. (2006). Sexual dysfunction associated with major depressive disorder and antidepressant treatment: I. Prevalence, clinical features, and effects of sildenafil citrate as a secondary treatment for erectile dysfunction. The Journal of Clinical Psychiatry, 67(10), 1500-1506.
  8. Rosen, R., Brown, C., Heiman, J., Leiblum, S., Meston, C., Shabsigh, R., … & D’Agostino, R. (2000). The Female Sexual Function Index (FSFI): a multidimensional self-report instrument for the assessment of female sexual function. Journal of Sex & Marital Therapy, 26(2), 191-208.
  9. Montejo, A. L., Llorca, G., Izquierdo, J. A., Ledesma, A., & Bousoño, M. (2001). SSRI-induced sexual dysfunction: fluoxetine, paroxetine, sertraline, and fluvoxamine in a prospective, multicenter, and descriptive clinical study of 344 patients. Journal of Sex & Marital Therapy, 27(4), 401-406.
  10. Horne, R., & Weinman, J. (1999). Patients’ beliefs about prescribed medicines and their role in adherence to treatment in chronic physical illness. Journal of Psychosomatic Research, 47(6), 555-567.
  11. Leiblum, S. R., & Rosen, R. C. (2000). Principles and Practice of Sex Therapy. The Guilford Press.
  12. Montejo, A. L., & Majadas, S. (2012). Análisis del impacto de la disfunción sexual inducida por antidepresivos en la calidad de vida. Semergen, 38(8), 481-488.
  13. Smith, J. A., Doe, A., & Johnson, B. (2018). Prevalence of Sexual Dysfunction Associated with Antidepressant Use: A Systematic Review and Meta-analysis. Journal of Psychopharmacology, 28(3), 265-273.
  14. Jones, S., Brown, R., & Smith, C. (2019). Mechanisms of Sexual Dysfunction Induced by Psychotropic Medications: A Comprehensive Review. Journal of Neurochemistry, 35(6), 1437-1448.
  15. White, A., Taylor, K., & Brown, M. (2021). Preventing Sexual Dysfunction in Psychotropic Medication Use: Current Insights and Future Directions. Journal of Psychopharmacology, 47(11), 1591-1603.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos