Empleo de plantas para tratar la diabetes mellitus tipo 2 y su relación con la adherencia al tratamiento farmacológico en una población de DIABETIMSS

27 diciembre 2023

 

 

Nº de DOI:10.34896/RSI.2023.94.22.001

 

 

AUTORES

  1. Dr. César López Nicolás. Médico Residente de Medicina Familiar.
  2. Dra. Verenice Sanjuana Alatriste Bueno. Médico Especialista en Medicina Familiar.
  3. Dra. Lucía Lourdes Aguilar-Santamaría. Investigador Asociado.
  4. Dr. Iván Jhovany Enríquez Hernández. Médico General.
  5. Dr. José Roberto Balcázar Castillo. Médico Especialista en Medicina Familiar.

 

RESUMEN

Antecedentes: El alto costo de medicamentos y el difícil acceso a los servicios de salud, han generado el empleo de alternativas terapéuticas para el manejo de la Diabetes Mellitus tipo 2 (DM2). Actualmente no se conoce la adherencia al tratamiento farmacológico en pacientes que utilizan plantas medicinales.

Objetivo general: Identificar si el uso de plantas medicinales para el tratamiento de la DM2 tiene una asociación con la adherencia al tratamiento farmacológico.

Material y método: Estudio observacional, transversal, prospectivo, analítico, con una muestra probabilística no aleatorizada de 125 pacientes, atendidos en el módulo DIABETIMSS de la UMF No. 61 del IMSS, Córdoba, Veracruz, en el periodo de enero a marzo del 2022. Se aplicó un instrumento de recolección de información validado por especialistas en medicina familiar. Así como el test de Morisky-Green para evaluar la adherencia terapéutica. Las variables se analizaron con el paquete estadístico GraphPad Prism 8.0.1, aplicando estadística descriptiva mediante x2, con p≤0.05 como estadísticamente significativa.

Resultados: Se incluyeron 125 pacientes, la edad media fue de 55.74 años con una desviación estándar de ± 9.05 años. 112 pacientes (89.60%) utilizan plantas herbolarias y 13 pacientes (10.4%) no usan plantas herbolarias. La asociación entre el consumo de herbolaria y la adherencia al tratamiento farmacológico reporta que existe una mayor adherencia al tratamiento en las personas que consumen herbolaria, con p < 0.0001.

Conclusiones: El nivel de adherencia al tratamiento farmacológico en pacientes que utilizan plantas medicinales es alto en pacientes del módulo DIABETIMSS, sin embargo, es necesario llevar a cabo otra investigación para tomar en cuenta los valores séricos de glucosa o de hemoglobina glucosilada para evaluar correctamente la adherencia farmacológica.

 

PALABRAS CLAVE

Diabetes mellitus tipo 2, fitoterapia, medicina tradicional, apego al tratamiento.

 

ABSTRACT

Background: The high cost of medicines and the difficult access to health services have generated the use of therapeutic alternatives for the management of Type 2 Diabetes Mellitus (DM2). Currently, adherence to pharmacological treatment is not known in patients who use medicinal plants.

General objective: To identify whether the use of medicinal plants for the treatment of DM2 has an association with adherence to pharmacological treatment.

Material and method: Observational, cross-sectional, prospective, analytical study, with a nonrandomized probabilistic sample of 125 patients, treated in the DIABETIMSS module of IMSS UMF No. 61, Córdoba, Veracruz, from January to March 2022. A data collection tool validated by family medicine specialists was applied. As well as the Morisky-Green test to evaluate therapeutic adherence. The variables were analyzed with the GraphPad Prism 8.0.1 statistical package, applying descriptive statistics by x2, with p 0.05 as statistically significant.

Results: 125 patients were included, mean age was 55.74 years with a standard deviation of 9.05 years. 112 patients (89.60%) use herbal plants and 13 patients (10.4%) do not use herbal plants. The association between herbalist consumption and adherence to pharmacological treatment reports that there is a greater adherence to treatment in people who use herbalists, with p < 0.0001.

Conclusions: The level of adherence to pharmacological treatment in patients using medicinal plants is high in patients with the DIABETIMSS module, However, it is necessary to carry out further research to take into account serum glucose or glucosilated hemoglobin values to properly evaluate pharmacological adherence.

 

KEY WORDS

Diabetes mellitus type 2, phytotherapy, traditional medicine, treatment attachment.

 

INTRODUCCIÓN

A nivel mundial en 2019, La Federación Internacional de Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés) calcula una cifra cercana a los 463 millones de personas con diabetes mellitus tipo 2, lo que representó el 9.3% de la población mundial de adultos, cabe resaltar que al menos el 50.1% vive sin tener conocimiento de su padecimiento1. Actualmente la Diabetes mellitus tipo 2 (DM2) es prioridad del sector salud en México, ya que se trata de una enfermedad metabólica compleja, destaca la insuficiencia de las células beta pancreáticas en la producción de insulina, la cual ha sido uno de los principales objetivos de los fármacos conocidos hasta el momento, para el control metabólico y disminución de complicaciones producto de la enfermedad2.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) describe que los grupos étnicos más afectados corresponden a los indoamericanos de Alaska con 14.7%, seguido de los latinoamericanos con 12.5% y de los afroamericanos con 7.5%. Dentro de los latinoamericanos, los mexicanos son los más afectados, conformando el 14.4% de la población con este padecimiento3.

Se estima que el costo generado en los servicios de salud pública para el control de la DM2 resulta en millones de dólares anuales, esto para facilitar fármacos y tratamiento a las complicaciones. Se ha reportado en algunos estudios que existe un porcentaje de entre 27% y 46% de los pacientes que no presentan un adecuado nivel de adherencia a su tratamiento, resultando en complicaciones y gastos innecesarios en medicamentos no consumidos4,5.

A través de la historia el ser humano ha desarrollado diferentes estrategias terapéuticas para tratar distintas enfermedades, en base a las tradiciones mágico-religiosas y el conocimiento empírico. Dentro de las alternativas se encuentra la medicina herbolaria en base a plantas medicinales utilizando diferentes partes de la planta, tales como lo son los tallos, las hojas, semillas o cortezas de las plantas6.

La diversidad vegetal en México nos permite tener un amplio acceso a diferentes especies de plantas, de las cuales destacan más de 4500 especies siendo que aproximadamente una décima parte de estas han sido estudiadas, obteniendo atribuciones medicinales7.

Veracruz es uno de los estados con mayor diversidad ecológica, biológica y cultural de la República Mexicana debido a su localización y a su compleja orografía que da por resultado una enorme diversidad climática, cuenta con alrededor de 8,000 especies vegetales, reportándose alrededor de 1 230 con uso medicinal; sin embargo, actualmente solo el 11% de estas cuentan con una verificación química que sustente su utilización8,9.

De forma paralela al tratamiento alopático se encuentra la medicina tradicional y complementaria (MTC) basada en la herbolaria, también denominada medicina folclórica, medicina alternativa y etnomedicina, se define como el conjunto de conocimientos orientados a la sanación y bienestar basados en las creencias culturales y el conocimiento terapéutico, de los ritos y las bondades químicas de diferentes productos herbales que son transmitidos y practicadas de generación en generación. Otro término que se ha llegado a emplear es el de fitoterapia, este puede entenderse como el estudio exclusivo de las propiedades medicinales de las plantas y su utilización, el término fue acuñado por Henri Lecler10,11.

En 2002 la maestra en ciencias Abigail Aguilar, reportó el registro de 179 especies utilizadas para el tratamiento de DM2, pertenecientes a 68 familias botánicas, de las cuales las familias Asteraceae, Cactaceae y Fabaceae son las mejor representadas. El empleo de terapias alternativas basadas en la herbolaria representa un punto importante en el tratamiento de múltiples padecimientos agudos y crónicos, ya que esta ha sido la base de muchos de los tratamientos existentes y que se encuentran en desarrollo12.

Recientemente múltiples países y estratos sociales han optado por emplear un mayor número de productos propios de la MTC, países desarrollados han observado un aumento de la proporción de ciudadanos que utilizan la medicina complementaria y alternativa hasta en 4% cada 5 años, sin embargo, las instancias normativas y los profesionales de la salud están afrontando cuestiones relativas a la seguridad, eficacia, calidad, disponibilidad, preservación y reglamentación de la medicina complementaria. Es por ello por lo que la OMS y grupos de expertos de diversas nacionalidades colaboraron para crear e implementar la estrategia sobre la medicina tradicional de 2014 a 2023. Las estrategias establecidas por la OMS buscan asegurar un acceso a la medicina tradicional y complementaria (MTC) con calidad, seguridad y eficacia en toda la población, ya que esta misma organización reconoce la potencial contribución a la salud de las personas. Por lo que proponen 2 estrategias para asegurar estos principios; 1) Prestar apoyo a los miembros para que aprovechen la posible contribución de la MTC y 2) Promover la utilización segura y eficaz de la MTC mediante la reglamentación de productos, prácticas y profesionales13-18.

La OMS define la adherencia terapéutica como “el grado en el que la conducta de una persona, en relación con la toma de medicación, el seguimiento de una dieta o la modificación de hábitos de vida se corresponde con las recomendaciones acordadas con el profesional sanitario”, es decir el comportamiento de un paciente hacia la toma de sus medicamentos. El grado de adherencia nos permite conocer la efectividad de un medicamento, así como su seguridad farmacológica. Por lo que el personal de salud debe contar con métodos y herramientas para valorar esta adherencia al tratamiento. Existen cuestionarios para evaluar la adherencia terapéutica, uno de ellos es el cuestionario de Morisky-Green. En la literatura, esta prueba también se denomina Medication Adherence Questionnaire (MAQ) o 4-item Morisky Medication Adherence Scale (MMAS-4). Ha sido validado en una gran variedad de patologías crónicas y poblaciones como: hipertensión, diabetes, dislipemia, enfermedad de Parkinson, enfermedad cardiovascular y en pacientes mayores con patologías crónicas. Este cuestionario consiste en realizar al paciente cuatro preguntas de respuesta dicotómica sí o no sobre sus actitudes ante la medicación de forma entremezclada durante la entrevista clínica. Se considera que el paciente es adherente al tratamiento si responde correctamente a las cuatro preguntas, es decir, No/Sí/No/ No19.

 

OBJETIVOS

Objetivo general: Identificar el nivel de adherencia al tratamiento farmacológico en pacientes que usan herbolaria en el módulo DIABETIMSS.

Objetivos específicos:

  • Asociar las características sociodemográficas de la población de DIABETIMSS.
  • Determinar la frecuencia del uso de herbolaria medicinal para tratar la DM2 en la población de DIABETIMSS.
  • Identificar las especies vegetales utilizadas en el tratamiento de la DM2.
  • Identificar la frecuencia de uso de las plantas y sus diferentes partes, la forma de consumo en el tratamiento de la DM2.
  • Identificar los medios de difusión del conocimiento de la herbolaria medicinal para tratar la DM2.

 

METODOLOGÍA

Estudio observacional, transversal, prospectivo, analítico, con una muestra probabilística no aleatorizada de 125 pacientes adultos, atendidos en el módulo de DIABETIMSS de la Unidad de Medicina Familiar No. 61 del IMSS, Córdoba, Veracruz, México, que acudieron en el periodo de enero a marzo del 2022. Se aplicó el instrumento de recolección de información validado por especialistas en medicina familiar. Los datos capturados se ingresaron en el paquete estadístico GraphPad Prism 8.0.1. Las variables se analizaron con el paquete estadístico GraphPad Prism 8.0.1, aplicando estadística descriptiva mediante x2, con p<0.05 como estadísticamente significativa.

 

RESULTADOS

Se encuestaron 125 pacientes del módulo DIABETIMSS de la Unidad. La edad promedio obtenida fue de 55.74 con una desviación estándar de ± 9.05 años, con una media de 58 años y una moda de 64 años. se encontró al género masculino 63 (50.4%) y femenino de 62 (49.6%). Para el nivel educativo el grupo con mayor prevalencia fue secundaria con 44 (35.20%) pacientes, seguido por primaria con 38 (30.40%) pacientes, bachillerato con 30 (24.00%) pacientes, licenciatura con 13 (10.40%) pacientes y escolaridad nula con 0 pacientes. La gran mayoría de los pacientes atendidos presentó comorbilidades tales como la Hipertensión Arterial con 98 (78.40%) pacientes y 27 (21.60%) pacientes sin diagnóstico de hipertensión. Las dislipidemias reportadas fueron de 47 (37.60%) pacientes y 78 (62.40%) pacientes sanos. El uso de la insulina demostró estar presente en sólo 47 (37.60%) pacientes y 78 (62.4%) pacientes sin tratamiento a base de insulina (Tabla 1).

Se reportaron 20 especies utilizadas en esta investigación, con los siguientes resultados: huichín 1 paciente (0.8%), cocolmate 1 paciente (0.8%), escoba amarga 1 paciente (0.8%), tres hojas 1 paciente (0.8%) y planta de vaca 1 paciente (0.8%) en el caso de la planta Neem 2 pacientes (1.6%), piocha 2 pacientes (1.6%), zacate 2 pacientes (1.6%), chichi 2 pacientes (1.6%), hierba del sapo 2 pacientes (1.6%) y coyol con 2 pacientes (1.6%) a su vez la planta guazuma con 3 pacientes (2.4%), hormiguillo con 3 pacientes (2.4%), la flor de zapote blanco con 4 pacientes (3.2%), limonaria con 5 pacientes (4%), zapote reventador con 5 pacientes (4%) por parte del noni con 8 pacientes (6.4%), moringa con 9 pacientes (7.2%) el alpiste con 25 pacientes (20%), nopal con 35 pacientes (28%) y sin consumo de herbolaria se reportaron 13 pacientes (10.4%). (Tabla 2).

El análisis para buscar la asociación entre el consumo de herbolaria y la adherencia al tratamiento de los pacientes con Diabetes Mellitus tipo 2 que acudían al módulo de DIABETIMSS se realizó mediante X2 encontrando los siguientes datos: X2 = 50.83 y p < 0.0001 observado que, existe una mayor adherencia al tratamiento en las personas que consumen herbolaria. (Tabla 3).

La adherencia se midió con base al test de Morisky Green, en el cual se observó que hay predominio de alta adherencia con 81 pacientes (64.80%), seguido de una adherencia media con 24 pacientes (19.20%), una baja adherencia con 18 pacientes (14.4%) y finalmente aquellos con nula adherencia 2 pacientes (1.6%). (Gráfica 1).

 

DISCUSIÓN

En esta investigación el total de la población que emplea la terapia alternativa a base de productos herbolarios corresponde a 89.6% del total de la muestra, valor superior a lo reportado por Colak y cols., con un 33.9% del total de su muestra para el mismo rubro en su trabajo llamado “Uso de medicina complementaria y alternativa en pacientes con Fiebre Mediterránea Familiar” en 202020.

En cuanto a la adherencia al tratamiento y el uso de terapias alternativas con productos herbales se demostró que, si existe una asociación estadísticamente significativa entre el empleo de estas terapias y la adherencia al tratamiento, Camarillo Guzmán y colaboradores encuentran falta de apego al tratamiento farmacológico, con desapego ante el uso de terapias alternativas24. Mientras que Thangsuk y colaboradores, no encontraron asociación estadística entre el empleo de productos herbales y una alta adherencia al tratamiento farmacológico. El resultado de Thangsuk puede respaldarse por los trabajos de Cherniack quien demuestra que no existe asociación entre el empleo de terapias alternativas y la adherencia al tratamiento farmacológico. Por otra parte, proyectos como el de Martins y colaboradores demuestran que esta asociación puede estar presente con un resultado negativo en la adherencia al tratamiento convencional21-23.

 

CONCLUSIÓN

El objetivo general de esta investigación fue logrado, al identificarse que si existe una asociación estadísticamente significativa entre el empleo de terapias herbales y la adherencia al tratamiento farmacológico en pacientes con Diabetes Mellitus tipo 2 en el módulo DIABETIMSS.

Una de las grandes fortalezas de este estudio fue que como investigadores tuvimos la oportunidad de entrevistar directamente a la población receptora de atención en DIABETIMSS demostrando que, si bien existe un compromiso por parte de estos pacientes, algunos pueden cometer faltas en la adherencia a su tratamiento que impidan una adecuada mejoría de su padecimiento, además de poderse evaluar de primera mano las características sociodemográficas de la población atendida en este programa de salud.

Por otra parte, una de las debilidades notables fue la falta de objetividad para valorar el uso de las terapias alternativas, ya que muchos de los pacientes que reconocen emplear las terapias alternativas no tienen una manera fidedigna de comprobar su uso reciente, demostrando que incluso ellos mismos desconocen las fechas y dosis de las terapias alternativas empleadas.

Se considera necesario reconocer el uso de las terapias alternativas como una variable que influencia en la adherencia ya sea de manera positiva como lo demostrado en el presente proyecto, como de manera negativa, demostrado por variedad de autores, esto con la finalidad de facilitar la orientación y herramientas necesarias para evitar pérdidas en la adherencia que puedan disminuir la efectividad de las terapias empleadas.

Sin embargo, es necesario llevar a cabo otra investigación para tomar en cuenta los valores séricos de glucosa o de hemoglobina glucosilada para evaluar correctamente la adherencia farmacológica.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Saeedi P, Petersohn I, Salpea P, Malanda B, Karuranga S, Unwin N, et al. Global and regional diabetes prevalence estimates for 2019 and projections for 2030 and 2045: Results from the International Diabetes Federation Diabetes Atlas, 9th edition. Diabetes Research and Clinical Practice. noviembre de 2019; 157:107843.
  2. OMS. Diabetes [Internet]. Organización Mundial de la Salud. 2021 [citado 31 de mayo de 2021]. Disponible en: https://www.who.int/westernpacific/health-topics/diabetes
  3. Centers for Disease Control and Prevention. Informe Nacional de Estadísticas de la Diabetes, 2020: Estimaciones sobre la diabetes y su carga en los Estados Unidos. 2020;33.
  4. Larkin AT, Hoffman C, Stevens A, Douglas A, Bloomgarden Z. Determinants of adherence to diabetes treatment. J Diabetes. 2015;7(6):864-71.
  5. McAdam Marx C, Bellows BK, Unni S, Wygant G, Mukherjee J, Ye X, et al. Impact of adherence and weight loss on glycemic control in patients with type 2 diabetes: cohort analyses of integrated medical record, pharmacy claims, and patient-reported data. J Manag Care Spec Pharm. 2014;20(7):691-700.
  6. Carrillo Esper R, Caldera L, Morales J. Hierbas, medicina herbolaria y su impacto en la práctica clínica. Rev Invest Med Sur Mex. 2010;17(3):124-30.
  7. Domínguez Barradas C, Cruz Morales GE, González Gándara C. Plantas de uso medicinal de la Reserva Ecológica “Sierra de Otontepec”, municipio de Chontla, Veracruz, México. CienciaUAT. 2015;9(2):41-52.
  8. Jiménez Silva A. Medicina tradicional. BOLETÍN CONAMED-OPS. agosto de 2017; 1:30-6.
  9. Leticia Cano Asseleih. Atlas de las plantas de la medicina tradicional mexicana. 2020.
  10. Sanabria Quiros W. Utilización de plantas medicinales en la práctica psiquiátrica. CÚPULA. 2009;1-2:30-9.
  11. Soumyanath A. Traditional Medicines for Modern Times: Antidiabetic Plants. 1.a ed. EUA: CRC Press; 2006. 179-194 p.
  12. Aguilar Contreras A, Xolalpa Molina S. La herbolaria mexicana en el tratamiento de la diabetes. Ciencia. 2002;3:24-35.
  13. Jimenez Cabrera P, Hernandez Juarez M, Espinoza Hernandez G, Mendoza Castelan G. Los saberes en medicina tradicional y su contribución al desarrollo rural: estudio de caso Región Totonaca, Veracruz. Rev Mex Cienc Agric. 2015; 8:1791-805.
  14. World Health Organization. WHO Traditional Medicine Strategy 2014 – 2023. Hong Kong, China: Hong Kong SAR, China; 2013.
  15. World Health Organization. [WHO guidelines for governments and consumers regarding the use of alternative therapies]. Rev Panam Salud Publica. 2004;16(3):218-21.
  16. Harris PE, Cooper KL, Relton C, Thomas KJ. Prevalence of complementary and alternative medicine (CAM) use by the general population: a systematic review and update. Int J Clin Pract. 2012;66(10):924-39.
  17. El Dahiyat F, Rashrash M, Abuhamdah S, Abu Farha R, Babar ZUD. Herbal medicines: a cross-sectional study to evaluate the prevalence and predictors of use among Jordanian adults. J of Pharm Policy and Pract. 2020;13(2):1-9.
  18. Romero Cerecero O, Reyes Morales H, Aguilar Santamaría L, Huerta Reyes M, Tortoriello Garcia J. Use of medicinal plants among patients with diabetes mellitus type 2 in Morelos, Mexico. BLACMA. 2009;8(5):380-8.
  19. Pages-Puigdemont N, Valverde-Merino M. Métodos para medir la adherencia terapéutica. Ars Pharm. Barcelona, España. 2018; 59(3): 163-172.
  20. Colak S, Tekgoz E, Cinar Fİ, Yilmaz S, Çınar M. Complementary and Alternative Medicine Usage in Patients with Familial Mediterranean Fever. Annals of the Rheumatic Diseases. 2019;78(Suppl 2):17-27.
  21. Thangsuk P, Pinyopornpanish K, Jiraporncharoen W, Buawangpong N, Angkurawaranon C. Is the Association between Herbal Use and Blood-Pressure Control Mediated by Medication Adherence? A Cross-Sectional Study in Primary Care. Enviro Resear Pub Health. 2021;18(24):12-6.
  22. Cherniack EP. Complementary medicine use is not associated with non-adherence to conventional medication in the elderly: A retrospective study. Complementary Therapies in Clinical Practice. 1 de noviembre de 2011;17(4):206-8.
  23. Martins RR, Duarte Farias A, Russel Martins R, Gouveia Oliveira A. Influence of the use of medicinal plants in medication adherence in elderly people. International Journal of Clinical Practice. 2016;70(3):254-60.
  24. Camarillo Guzmán G, López Lara R, Morales Romejo J. Grado de apego al tratamiento en pacientes diabéticos adscritos a la Unidad de Medicina Familiar número 66 del IMSS y sus creencias sobre el uso de terapias alternativas y complementarias. Instituto de Salud Pública, Universidad Veracruzana. Enero de 2012: 53-55.

 

ANEXOS

Variables DIABETIMSS
Frecuencia Porcentaje
Sexo

Masculino

Femenino

63

62

50.40%

49.60%

Escolaridad

Nula

Primaria

Secundaria

Bachillerato

Licenciatura

0

38

44

30

13

0

30.40%

35.20%

24%

10.40%

Hipertensión

Sin diagnóstico

Con diagnóstico

27

98

21.60%

78.40%

Dislipidemia

Sin diagnóstico

Con diagnóstico

78

47

62.40. %

37.60%

Insulinoterapia

Si

No

47

78

37.60%

62.40%

Tabla 1. Características sociodemográficas en los pacientes de DIABETIMSS.

 

Variables DIABETIMSS
Frecuencia Porcentaje
Huichín 1 0.8%
Cocolmate 1 0.8%
Neem 2 1.6%
Guazuma 3 2.4%
Hormiguillo 3 2.4%
Piocha 2 1.6%
Zacate Chichi 2 1.6%
Noni 8 6.4%
Hierba del sapo 2 1.6%
Zapote Blanco 4 3.2%
Limonaria 5 4%
Moringa 9 7.2%
Escoba amarga 1 0.8%
Tres Hojitas 1 0.8%
Planta de Vaca 1 0.8%
Zapote reventador 5 4%
Coyol 2 1.6%
Alpiste 25 20%
Nopal 35 28%
Sin consumo 13 10.4%

Tabla 2. Especies utilizadas en el tratamiento de la Diabetes mellitus tipo 2.

 

Tabla 3. Asociación entre el consumo de herbolaria y la adherencia al tratamiento de los pacientes con Diabetes Mellitus tipo 2.

Uso de herbolaria Sin adherencia Con adherencia. X2 p
Con consumo 9 103 50.83

 

<0.0001
Sin Consumo. 11 2

 

Gráfica 1. Nivel de adherencia farmacológica en pacientes con Diabetes mellitus tipo 2 que usan herbolaria

.

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos