Flebectasia de la vena yugular interna. Una patología desconocida

24 abril 2024

 

AUTORES

  1. Virginia Giménez López. Licenciada en Medicina por la Universidad de Zaragoza. Especialidad: Pediatría y sus Áreas Específicas. Pediatra C.S. Calatayud Norte.
  2. María Carmen Pérez Tornos. Técnico Superior en Higiene Bucodental (IES Vicente Blasco Ibáñez de Valencia). Higienista Dental en C.S Calatayud.
  3. Susana Quirce Sánchez. Técnico Superior en Higiene Bucodental (IES Enrique Flórez, Burgos). Graduada en Terapia Ocupacional por la Universidad de Zaragoza. Higienista Dental en el C.S. San José Norte y Centro Zaragoza.
  4. María Ventura Martínez. Técnico Superior en Higiene Bucodental (IES Enrique Flórez, Burgos).
  5. Belén Zabala Ruiz. Licenciada en Odontología por la Universidad de Zaragoza. Odontóloga en el Centro de Salud Calatayud, SALUD Aragón.
  6. Zaida Saiz Burgueño. Técnico Superior en Higiene Bucodental. Ingeniera Técnica Industrial, especialidad Mecánica (Universidad de Zaragoza). Higienista Dental en C.S Calatayud.

 

RESUMEN

La flebectasia de la vena yugular interna es una dilatación fusiforme congénita de la vena yugular, que aparece con el esfuerzo o las maniobras de Valsalva y desaparece con el paciente en reposo. Es más frecuente en varones, en el lado derecho y suele ocurrir en menores de 15 años. La ecografía doppler color es considerada el gold standard para el diagnóstico. La flebectasia evoluciona hacia la reducción espontánea de tamaño conforme el niño crece y fortalece la musculatura zonal, por lo que la mayoría de los autores recomiendan un manejo conservador, reservando la corrección quirúrgica en caso de complicaciones asociadas. Presentamos el caso de un paciente de 10 años que en el contexto de una infección respiratoria presenta un bultoma cervical blando en el lado derecho que aparece con el esfuerzo de la tos y desaparece en reposo. En la ecografía se constata un aumento de diámetro de la vena yugular derecha respecto a la contralateral por lo que se diagnostica de flebectasia yugular interna.

PALABRAS CLAVE

Venas yugulares, maniobra de Valsalva, ectasia, pediatría.

ABSTRACT

Internal jugular vein phlebectasia is a congenital fusiform dilation of the jugular vein, which appears with the patient’s exertion or with the Valsalva maneuvers and disappears with the patient at rest. It is more common in male individuals, on the right side, and it usually occurs in children under 15 years of age. Color Doppler ultrasound is considered the gold standard for diagnosis. Phlebectasia evolves towards a spontaneous reduction in size as the child grows and strengthens the zonal musculature. Therefore, most authors recommend a conservative management, with surgical correction only in case of associated complications. We present the case of a 10-year-old patient who, in the context of a respiratory infection, showed a soft cervical lump on the right side of his neck associated with the effort of coughing that disappeared at rest. Ultrasound revealed an increase in the diameter of the right jugular vein compared to the contralateral vein, which led to the diagnosis of internal jugular phlebectasia.

KEY WORDS

Jugular veins, Valsalva maneuver, ectasia, pediatrics.

INTRODUCCIÓN

La flebectasia de la vena yugular (FVY) es una dilatación fusiforme congénita de dicha vena, que aparece como una masa blanda y compresible en el cuello durante el esfuerzo o tras la maniobra de Valsalva. Es más frecuente en varones, en el lado derecho y suele ser asintomática1,2,3,4. Se trata de una entidad poco conocida y por lo tanto infradiagnosticada, lo que supone con frecuencia errores en su manejo. Presentamos el caso de un paciente con este proceso que se manifestó coincidiendo con un cuadro de infección respiratoria y tos.

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Paciente varón de 10 años de edad, sin antecedentes médicos de interés. Acude a urgencias por dolor en región esternal tras ingesta de un trozo de pollo sin hueso y sensación nauseosa. Se realiza endoscopia visualizando cuerpo extraño esofágico en cardias que se arrastra al estómago y mucosa esofágica con estriación longitudinal y congestión. Se toman biopsias que confirman la sospecha diagnóstica de esofagitis eosinofílica. El paciente es dado de alta con omeprazol. Veinte días después comienza con fiebre de 39ºC, odinofagia y tos y la madre observa bultoma cervical derecho que aparece cuando tose. A la exploración física se evidencia una tumoración blanda, depresible, de aproximadamente 4×4 cm en región supraclavicular derecha que se produce con la tos, desapareciendo en reposo. No asocia frémito, ni soplos, ni aumento de temperatura y la transiluminación es negativa. El paciente presenta buen estado general y el resto de exploración es normal excepto amígdalas hipertróficas y congestivas. Se solicita ecografía cervical que confirma diámetro de la vena yugular de ese lado aumentado respecto al contralateral (1,17 cm frente a 0,74 cm) al realizar maniobras de Valsalva. El paciente ha permanecido asintomático hasta el momento actual y ha sido dado de alta de la consulta de cirugía vascular, tras realizar controles clínicos y ecográficos los primeros meses.

DISCUSIÓN

La flebectasia se define como la dilatación anormal, no varicosa, de una vena aislada. Suele ser fusiforme y asentar en cualquier vena del organismo de forma generalmente asintomática. En los sistemas venosos craneales y cervicales la localización más frecuente es la vena yugular interna derecha, aunque puntualmente se han descrito casos en los que afecta a la izquierda, vena yugular anterior, vena yugular externa, bulbo yugular y vena facial posterior5.6.

En el caso que nos ocupa, flebectasia de la vena yugular interna, el trastorno se manifiesta como una masa sacular o fusiforme, blanda, no dolorosa ni pulsátil, localizada en el área supraclavicular a lo largo del borde anterior del músculo esternocleidomastoideo. Se manifiesta en relación con el llanto, el grito, la tos, el estornudo o la maniobra de Valsalva, desapareciendo al cesar el incremento de la presión intratorácica, siendo ésta la característica más importante. No se transilumina y, a veces, muestra una coloración azulada. El tamaño promedio es de 2,5 x 4,5 cm. Generalmente suele ser asintomática aunque puede asociar manifestaciones menores tales como acúfenos pulsátiles, zumbidos, disfonía o afonía, disconfort durante la deglución, la tos o el ejercicio físico, molestias en el hombro o debilidad en la mano derecha y dolor en la base de la lengua2,3,7.

Este proceso es más frecuente en el sexo masculino y en el lado derecho. Respecto a la edad, la inmensa mayoría de los casos aparecen en niños y adolescentes menores de 15 años, pero se han descrito casos en la literatura en personas de edad avanzada1,2,3,4.

Las causas descritas de flebectasia de la vena yugular son las siguientes: anormalidad anatómica de la vena, compresión mecánica o traumática de la misma, defectos estructurales congénitos en la pared de la vena e idiopática7.

El diagnóstico diferencial de masas cervicales es amplio, pero si nos ceñimos únicamente a aquellas que aumentan con la maniobra de Valsalva podemos reducirlas al laringocele, la inflamación de bullas apicales pulmonares, las masas mediastínicas superiores y las flebectasias. No obstante, la causa más frecuente de masa cervical que aparece con el esfuerzo es el laringocele8.

La ecografía Doppler color confirma la presencia o ausencia de flujo sanguíneo y la formación de trombo intraluminal, y es considerada el gold estándar para el diagnóstico de flebectasia de la vena yugular. La exploración debe ser bilateral, comparativa, en reposo y durante el inflado de un globo o la maniobra voluntaria de Valsalva9,10.

En relación a la evolución de este proceso, puede observarse un incremento de volumen en los primeros años que siguen a su diagnóstico, pero la dilatación tiende a reducirse de forma natural conforme el niño crece y se fortalece la musculatura de esta zona. Excepcionalmente se han descrito complicaciones como el síndrome de Horner, debido a compresión de las fibras simpáticas posgangliónicas por la dilatación venosa, trombosis, flebitis y hemorragia postraumática, pero nunca tromboembolismo ni roturas espontáneas11,12,13,14.

Respecto al tratamiento, dado que se trata de una patología benigna y autolimitada, la mayoría de los autores recomiendan una actitud conservadora, realizando revisiones periódicamente y reservando la cirugía para casos muy concretos que presenten complicaciones o en los que la tumoración sea cosméticamente deformante11,13. Las técnicas quirúrgicas más utilizadas han sido la ligación o resección del segmento afectado y la venuloplastia más encapsulación15.

 

CONCLUSIONES

La flebectasia de la vena yugular interna es una patología poco conocida y que ha adoptado distintas terminologías a lo largo del tiempo: aneurisma venoso, quiste venoso congénito, ectasia venosa… Aunque es poco frecuente, debemos conocerla y considerarla en el diagnóstico diferencial de una tumoración cervical que aumenta con las maniobras de Valsalva, para evitar procedimientos diagnósticos innecesarios y agresivos en pacientes asintomáticos.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Gerxig WJ. Internal jugular phlebectasia. Ann Surg. 1953; 135:130-3.
  2. Castro Medina JR, Mosquera Ortiz CA. Aneurisma de la vena yugular interna. Acta de Otorrinolaringologia & Cirugia de Cabeza y Cuello. 2005; 33:10-13.
  3. Guerrero Fernández J, Guerrero Vázquez J, Garcia Ascaso MT, Olmedo Sanlaureano S, Luengo Casasola JL, Phlebectasia or the internal jugular vein. An Pediatr (Barc). 2005; 63:86-8.
  4. Lévano Vasquez J, Muñoz Muñiz R, Campos Segovia A, Martínez-Villasante Alemán A, Arias Novas B. Flebectasia de la vena yugular interna. Rev Pediatr Aten Primaria. 2017; 19:63-6.
  5. Al-Dousary S. Internal jugular phlebectasia. Int J Pediatr Otorhinolaryngol. 1997; 3:273-80.
  6. Lubianca-Neto JF, Mauri M, Prati C. Internal jugular phlebectasia in children. Am J Otolaryngol. 1999;20: 415-8.
  7. Sander S, Eliçevik M, Ünal M, Vural O. Jugular phlebectasia in children. Is it rare or ignored? J Pediatr Surg. 1999; 34: 1829-32.
  8. Zohar Y, Ben Tovim R, Talmi YP. Phlebectasia of the jugular system. J Craniomaxilofac Surg. 1989; 17:96-8.
  9. Shimizu M, Takagi Y, Yoshio H, Takeda R, Matsui O. Usefulness of ultrasonography and Doppler color flow imaging in the diagnosis of internal jugular phlebectasia. Heart Vessels. 1992; 7:95-8.
  10. Jeon CW, Choo MJ, Shin SO, Choi YS, Lee W, Sim KH. Diagnostic criteria of internal jugular phlebectasia in Korean children. Yonsei Med J. 2002; 43: 329-34.
  11. Inci S, Bertan V, Kansu T, Cila A. Horner’s syndrome due to jugular venous ectasia. Child’s Nerv Syst. 1995; 11: 533-5.
  12. Erdem CZ, Erdem LO, Camuzcuogglu I. Internal jugular phlebectasia: Usefulness of color Doppler ultrasonography in the diagnosis. J Trop Pediatr. 2002; 48: 306-10.
  13. Paleri V, Gopalakrishnen S. Jugular phlebectasia: theory of pathogenesis and review of literature. Int J Pediatr Otorhinolaryngol. 2001; 57:155-9.
  14. Al-Shaikhi A, Kay S, Laberge JM. External jugular venous aneurysm: An unusual cause of the neck mass in a young child. J Pediatr Surg. 2003; 38: 1557-9.
  15. Jianhong L, Xuewu J, Tingze H. Surgical treatment of jugular vein phlebectasia in children. Am J Surg. 2006; 192:286-90.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos