La endometriosis

16 mayo 2024

AUTORES

  1. Noelia Aura Gracia Aso. Enfermera Zaragoza.
  2. Yolanda Fernández Álvarez. Enfermera Zaragoza.
  3. Reyes Candau Marín. Enfermera Zaragoza.
  4. Sonia Tormo Bozal. Enfermera Zaragoza.
  5. Esther Marco Villacampa. Matrona Zaragoza.
  6. Vanesa Beltran Blanco. TCAE Zaragoza.

 

RESUMEN

La endometriosis es una enfermedad crónica y progresiva que afecta a mujeres en edad reproductiva, caracterizada por el crecimiento anormal de tejido endometrial fuera del útero. El tejido endometrial es el mismo que recubre el interior del útero y se renueva mensualmente durante el ciclo menstrual. En la endometriosis, este tejido se implanta y crece en otros órganos pélvicos, como los ovarios, las trompas de Falopio, el intestino y la vejiga, formando lesiones o nódulos endometriósicos.

PALABRAS CLAVE

Endometriosis, dispareunia, menstruación.

ABSTRACT

Endometriosis is a chronic and progressive disease that affects women of reproductive age, characterized by the abnormal growth of endometrial tissue outside the uterus. The endometrial tissue is the same tissue that lines the inside of the uterus and is renewed monthly during the menstrual cycle. In endometriosis, this tissue implants and grows in other pelvic organs, such as the ovaries, fallopian tubes, intestine and bladder, forming endometriotic lesions or nodules.

KEY WORDS

Endometriosis, dyspareunia, menstruation.

DESARROLLO DEL TEMA

La endometriosis es una enfermedad crónica y progresiva que afecta a mujeres en edad reproductiva, caracterizada por el crecimiento anormal de tejido endometrial fuera del útero. El tejido endometrial es el mismo que recubre el interior del útero y se renueva mensualmente durante el ciclo menstrual. En la endometriosis, este tejido se implanta y crece en otros órganos pélvicos, como los ovarios, las trompas de Falopio, el intestino y la vejiga, formando lesiones o nódulos endometriósicos. Esta condición puede causar dolor pélvico intenso, especialmente durante la menstruación, así como dolor crónico en la zona pélvica y lumbar que puede irradiarse a las piernas. La tríada clásica de síntomas de endometriosis: dismenorrea, dispareunia y disquecia; despiertan la sospecha clínica de este trastorno. Sin embargo, la superposición sustancial de los síntomas de la endometriosis con otras afecciones que causan dolor pélvico, tanto ginecológico como no ginecológico, combinado con la limitación de la exploración pélvica para su detección, hace que el diagnóstico clínico sea desafiante. Esta naturaleza desafiante de la endometriosis, en parte, se deriva de una comprensión aún limitada de su fisiopatología. La relación entre la extensión de la enfermedad y el grado de síntomas, su efecto sobre la fertilidad y su tratamiento más apropiado siguen aún sin determinarse1. Adicionalmente, la endometriosis puede tener un impacto negativo en la fertilidad de las mujeres, ya que las adherencias y cicatrices provocadas por el tejido endometriósico pueden obstruir las trompas de Falopio o afectar la calidad de los óvulos y el revestimiento uterino, dificultando así la implantación del embrión. Esta dificultad para concebir puede generar angustia emocional y estrés en las pacientes, afectando su bienestar psicológico y calidad de vida de manera significativa.

La causa exacta de la endometriosis aún no se comprende completamente, pero se cree que una combinación de factores genéticos, hormonales e inmunológicos contribuyen al desarrollo de la enfermedad. Algunos factores de riesgo asociados con la endometriosis incluyen:

  • Antecedentes familiares de la enfermedad.
  • Menarquia temprana (inicio precoz de la menstruación).
  • Ciclos menstruales cortos (menos de 27 días).
  • Alteraciones hormonales, como niveles elevados de estrógeno.
  • Anomalías del sistema inmunológico.

 

La endometriosis puede manifestarse de diversas formas, y la gravedad de los síntomas varía de una paciente a otra. Los signos y síntomas más comunes incluyen:

  • Dolor pélvico crónico, que puede intensificarse durante la menstruación o las relaciones sexuales.
  • Menstruación dolorosa (dismenorrea).
  • Dolor lumbar o abdominal.
  • Sangrado menstrual abundante o irregular.
  • Infertilidad o dificultades para concebir.
  • Fatiga y malestar general2.

 

Es importante destacar que algunas mujeres con endometriosis pueden ser asintomáticas, lo que dificulta el diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno de la enfermedad.

El diagnóstico de la endometriosis se basa en la historia clínica, los síntomas reportados por la paciente y una serie de pruebas diagnósticas que pueden incluir:

  1. Ecografía pélvica: permite visualizar la presencia de quistes endometriósicos (endometriomas) y otras anomalías en los órganos pélvicos.
  2. Resonancia magnética (RMN): ofrece imágenes detalladas de los tejidos afectados, facilitando la localización y extensión de las lesiones endometriósicas.
  3. Laparoscopia diagnóstica: procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo que permite visualizar directamente el interior del abdomen y confirmar el diagnóstico de endometriosis mediante la biopsia de los tejidos afectados3.

 

El manejo de la endometriosis se centra en aliviar los síntomas, reducir la progresión de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de las pacientes. Las opciones terapéuticas incluyen:

  • Medicamentos analgésicos y antiinflamatorios no esteroides (AINEs) para aliviar el dolor y la inflamación.
  • Terapia hormonal, como anticonceptivos orales, progestágenos y agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH), que ayudan a controlar el crecimiento del tejido endometrial.
  • Cirugía laparoscópica para extirpar o destruir las lesiones endometriósicas y mejorar la fertilidad en mujeres que desean concebir.
  • Histerectomía parcial o total en casos severos o resistentes al tratamiento médico.

 

Además del tratamiento médico y quirúrgico, es fundamental adoptar medidas de autocuidado y manejo del dolor, como:

  • Aplicar calor en la zona afectada para aliviar el dolor.
  • Practicar técnicas de relajación y respiración profunda.
  • Seguir una dieta equilibrada y rica en fibra para regular los niveles hormonales y mejorar la función intestinal4.

 

CONCLUSIÓN

La endometriosis es una enfermedad compleja y multifactorial que requiere un enfoque integral para su diagnóstico, tratamiento y manejo. Aunque no existe una cura definitiva para la endometriosis, con un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado es posible controlar eficazmente los síntomas y mejorar la calidad de vida de las pacientes. Es fundamental consultar con un ginecólogo especializado en endometriosis para recibir un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento individualizado, que tenga en cuenta las necesidades y preferencias de cada paciente.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Kodaman, P. H. Current Strategies for Endometriosis Management. Obstetrics and Gynecology Clinics of North America, 42(1), 87-101.
  2. Hickey, M., Ballard, K., & Farquhar, C. Endometriosis. The BMJ, 348, 1-9.
  3. Vercellini, P., Viganò, P., Somigliana, E., & Fedele, L. Endometriosis: pathogenesis and treatment. Nature Reviews Endocrinology, 10, 261-275.
  4. De Ziegler, D., Borghese, B., & Chapron, C. Endometriosis and infertility: pathophysiology and management. The Lancet, 376, 730-738.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos