Parálisis del sábado noche.

1 febrero 2024

AUTORES

  1. Ramiro Arbex Solanas. Fisioterapeuta en Residencia Pública.
  2. Alba Yus Val. Fisioterapeuta en Hospital de Alcañiz.
  3. Izaskun Zarraluqui Anciso. Fisioterapeuta del Servicio Aragonés de Salud.
  4. Clara Lorente Rodrigo. Fisioterapeuta del Servicio Aragonés de Salud.
  5. María Serrano Lavilla. Fisioterapeuta Educativa en la Diputación General de Aragón.
  6. Laura Alejos Telmo. Fisioterapeuta en el Hospital de Alcañiz.
  7. Jorge Ederra Mampel. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud.

 

RESUMEN

La parálisis del sábado noche es una neuropatía de origen compresivo que afecta al nervio radial. La causa más frecuente suele ser quedarse dormido en alguna postura que produzca una compresión o estiramiento sobre el nervio, dando origen a su nombre. Los síntomas característicos son la limitación de la flexión dorsal de la muñeca y la extensión y separación de dedos. En casos severos, aparece el gesto característico de la parálisis del nervio radial conocido como mano péndula o mano caída. El periodo de recuperación oscila entre 3 y 6 meses. El tratamiento fisioterápico tiene un papel fundamental en la recuperación del paciente.

PALABRAS CLAVE

Parálisis del sábado noche, neuropatía compresiva del nervio radial.

ABSTRACT

Saturday night palsy is a neuropathy of compressive origin affecting the radial nerve. The most frequent cause is usually falling asleep in some posture that produces a compression or stretching on the nerve, giving rise to its name. The characteristic symptoms are limitation of wrist dorsiflexion and finger extension and separation. In severe cases, the characteristic gesture of radial nerve palsy known as pendulum hand or drooping hand appears. The recovery period ranges from 3 to 6 months. Physiotherapeutic treatment plays a fundamental role in the patient’s recovery.

KEY WORDS

Saturday night palsy, radial compressive neuropathy.

DESARROLLO DEL TEMA

El nervio radial es un nervio sensitivo-motor que surge a partir del plexo braquial. A nivel motor se encarga de la extensión de codo, muñeca y dedos y de la supinación de antebrazo. En su recorrido a lo largo del brazo presenta varias zonas donde existe una mayor probabilidad de lesión, como son el canal de torsión del húmero y la arcada de Frohse1.

Los nervios, al igual que el resto de estructuras del cuerpo, reciban oxígeno a través de la sangre. Normalmente, cuando se produce una compresión a nivel neuronal los síntomas remiten de forma temprana en horas o días, pero si la compresión es muy intensa o prolongada en el tiempo, puede dar lugar a problemas más graves.

El atrapamiento del plexo braquial y de sus ramas se puede producir por diversos mecanismos, siendo las siguientes situaciones las más frecuentes:

– Parálisis del sueño. Se produce cuando al pernoctar, el peso de la cabeza se queda apoyado sobre el brazo o el cuerpo comprime el húmero.

– Parálisis de la luna de miel. Compresión del brazo en abducción por el peso de otra persona.

– Parálisis de la muleta. Compresión del brazo causada por apoyarse sobre el respaldo de una silla, el borde de una mesa o una muleta.

– Lesiones por torniquete. Originadas por un torniquete colocado con excesiva compresión o durante un tiempo prolongado.

– Parálisis postanestésica. Originadas por una posición mantenida durante una intervención quirúrgica2.

Síntomas:

El nervio radial inerva la musculatura encargada de la extensión de codo, de la supinación de antebrazo y de la extensión de muñeca y dedos. Su territorio sensitivo abarca la cara posteroexterna del tercio medio del brazo, antebrazo y cara radial del dorso de la mano, dorso del pulgar y de las dos primeras falanges del segundo dedo y mitad del tercer dedo.

Se ve afectada la prensión por pérdida de la apertura de la mano y de la estabilidad de la muñeca. Cuando se produce una lesión grave, aparece el gesto característico de la lesión del nervio radial, conocido como mano péndula o mano caída, que consiste en una flexión de muñeca y de las articulaciones metacarpofalángicas de los dedos, ligera pronación y oposición del pulgar al resto de los dedos. Se produce una disminución o abolición del reflejo tricipital y estiloradial.

Complicaciones:

Cuando existe un daño por atrapamiento neural, por mínimo que sea, pueden aparecer complicaciones que pueden durar minutos, días, meses y que incluso pueden cronificar generando alteraciones de forma permanente en el organismo. Las más frecuentes son:

– Hipoestesia.

– Disestesia.

– Hipotonía muscular.

– Alteración de la movilidad en muñeca y dedos.

– Dolor crónico.

– Daño neuronal permanente3.

Diagnóstico:

El diagnóstico diferencial a través de los test neurodinámicos es una herramienta muy eficaz para poder identificar una lesión neurológica de miembros superiores. Además, es indispensable conocer el recorrido de los nervios y valorar tanto la sensibilidad, como el tono muscular. Una buena anamnesis es la base para poder realizar un diagnóstico neurológico adecuado.

El electrodiagnóstico engloba una serie de pruebas mediante las que podremos confirmar y contrastar el alcance de la lesión de forma precisa:

  • Electromiograma. Prueba moderadamente invasiva (rara vez se realiza de forma superficial) que nos permite determinar la zona lesionada.
  • Electroneurograma. Prueba no invasiva que sirve para medir la velocidad y la cuantía de la conducción neural.
  • Ecografía. Nos permite diagnosticar la lesión de forma no invasiva a través de ultrasonidos. Sus principales ventajas son la rapidez a la hora de realizarla y su bajo coste económico4,5,6.

 

Tratamiento:

– A nivel muscular debemos evitar las retracciones musculares, tratar los puntos gatillo y tratar de fortalecer la musculatura hipotónica. Podremos utilizar técnicas de masaje, estiramientos, punción seca, fibrólisis diacutánea y ejercicio terapéutico activo y activo-asistido.

– Para mejorar la conducción neural, enseñaremos al paciente a realizar ejercicios neurodinámicos y evitar posturas que favorezcan la compresión del nervio. Un mayor aporte de oxígeno al nervio favorecerá su recuperación.

– En casos más graves el tratamiento se suele acompañar de la toma de medicamentos y del uso de prótesis que favorezcan la extensión de muñeca.

– Normalmente se produce una recuperación progresiva de la movilidad, pero en casos más graves se debe valorar la terapia invasiva a los tres meses si no ha habido mejoría. La fisioterapia cobra especial relevancia a la hora de disminuir los tiempos de recuperación y de incidir en todos aquellos procesos reversibles para impedir que se produzcan complicaciones que deriven en una intervención quirúrgica7.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Bertone Vicente Hugo, Ottone Nicolás Ernesto, Lo Tártaro Maximiliano Ariel, García de Quirós Nicolás, Arrotea Agustín, Domínguez Mario et al. Consideraciones Anatomoclínicas sobre el Nervio Radial en el Codo. Int. J. Morphol.  [Internet]. 2008 jun [citado 2023 Jul 20]; 26(2):437-444. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-95022008000200032&lng=es.  http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95022008000200032.
  2. Dumbraveanu Alina, Suárez Orellana Beatriz, Nicoleta Abrudan Delia, López Gosling Iñaki, Caballero Herráez Pilar. Parálisis del sábado noche. Rev Clin Med Fam [Internet]. 2013 jun [citado 2023 Jul 20]; 6(2): 105-108. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1699-695X2013000200005&lng=es.  https://dx.doi.org/10.4321/S1699-695X2013000200005.
  3. Neculhueque X, Moyano A, Paolinelli C. Neuropatías por atrapamiento. Reumatología [Internet]. 2007;23(1):7-11 [citado 2023 Jul 20]. Disponible en: https://scholar.google.com/scholar_lookup?title=Neuropat%C3%ADas+por+atrapamiento&author=Neculhueque+X&author=Moyano+A&author=Paolinelli+C&publication_year=2007&journal=Reumatolog%C3%ADa&volume=23&issue=1&pages=7-11
  4. Pascual, S.I. Neurología: trastornos neuromusculares. Aspectos electrofisiológicos. An Pediatr Contin [Internet] 2007;5(5):266-78. [citado 2023 Jul 20] un Disponible en: https://www.elsevier.es/index.php?p=revista&pRevista=pdf-simple&pii=S169628180774146X&r=51
  5. Maria P. de Araujo, Electrodiagnosis in Compression Neuropathies of the Upper Extremities, Orthopedic Clinics of North [Internet], Volume 27, Issue 2,1996, Pages 237-244. [citado 2023 Jul 20] Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S003058982032071X
  6. Muñoz Sara R., Miranda Edith A., Giannini Esteban J., Escobar Freddy A., Astudillo Claudia A. Ultrasonido de nervios periféricos I (aspecto normal). Rev. Chil. Radiol.  [Internet]. 2022 [citado 2023 Jul 20]; 28(3): 92-98. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-93082022000300092&lng=es.  http://dx.doi.org/10.24875/rchrad.22000033.
  7. Araya-Quintanilla F., Polanco-Cornejo N., Cassis-Mahaluf A., Ramírez-Smith V., Gutiérrez-Espinoza H. Efectividad de la movilización neurodinámica en el dolor y funcionalidad en sujetos con síndrome del túnel carpiano: revisión sistemática. Rev. Soc. Esp. Dolor [Internet]. 2018 feb [citado 2023 Jul 20]; 25(1):26-36. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1134-80462018000100026&lng=es.  https://dx.doi.org/10.20986/resed.2017.3567/2017.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos