Proyecto de investigación sobre la evidencia de la reducción de microorganismos en las manos de profesionales sanitarios tras una intervención

29 marzo 2024

 

AUTORES

  1. Isabel Romero Abad. Médico Interno Residente en Medicina Preventiva y Salud Pública. Hospital Clínico Universitario “Lozano Blesa”. Servicio Aragonés de Salud. Zaragoza. España.
  2. Inés Vicente Garza. Médico Interno Residente en Neurofisiología Clínica. Hospital Clínico Universitario “Lozano Blesa”. Servicio Aragonés de Salud. Zaragoza. España.
  3. Andrea Yuba Francia. Médico Interno Residente en Medicina de Familia. Hospital Clínico Universitario “Lozano Blesa”. Servicio Aragonés de Salud. Zaragoza. España.
  4. Javier Yuba Francia. Enfermero en Hospital Ernest Lluch Martín. Servicio Aragonés de Salud. Zaragoza. España.
  5. Daniel Joaquín Aladrén Gonzalvo. Facultativo Especialista de Área en Nefrología. Hospital Clínico Universitario “Lozano Blesa”. Servicio Aragonés de Salud. Zaragoza. España.
  6. Arancha Ayete Andreu. Facultativo Especialista de Área en Oncología Radioterápica. Hospital universitario Miguel Servet. Servicio Aragonés de Salud. Zaragoza. España.

 

RESUMEN

La higiene de manos en la prevención de infecciones nosocomiales y la transmisión de microorganismos patógenos es fundamental en entornos de atención médica. Las infecciones nosocomiales afectan a uno de cada veinte pacientes ingresados en Europa, como consecuencia de la contaminación cruzada, especialmente a través de las manos de los profesionales sanitarios, siendo un factor clave en su propagación. A pesar de la evidencia científica sobre la efectividad de la higiene de manos, el cumplimiento de los protocolos de higiene de manos por parte del personal sanitario sigue siendo bajo.

El objetivo principal del estudio propuesto es comprobar la reducción de microorganismos en las manos de profesionales sanitarios después de una sesión formativa sobre la importancia de la higiene de manos. Se utilizará un diseño observacional descriptivo y se tomarán muestras de las manos de 30 profesionales sanitarios antes y después de la intervención formativa. Los resultados se analizarán estadísticamente para determinar si hubo una reducción significativa en el recuento de microorganismos después de la intervención.

Se espera que los resultados del estudio demuestran la importancia de la higiene de manos como medida efectiva como se demuestra en la evidencia actual. La formación sobre la importancia y el procedimiento de la higiene de manos puede mejorar la práctica de higiene de manos en los profesionales sanitarios, lo que a su vez puede reducir la transmisión de microorganismos y prevenir infecciones asociadas a la asistencia sanitaria.

PALABRAS CLAVE

Atención hospitalaria, higiene de las manos, infección hospitalaria.

ABSTRACT

Hand hygiene in the prevention of nosocomial infections and the transmission of pathogenic microorganisms is fundamental in healthcare settings. Nosocomial infections affect one in twenty patients admitted to hospitals in Europe, as a result of cross-contamination, especially through the hands of healthcare professionals, being a key factor in their spread. Despite the scientific evidence on the effectiveness of hand hygiene, compliance with hand hygiene protocols by healthcare personnel remains low. The main objective of the proposed study is to verify the reduction of microorganisms on the hands of healthcare professionals after a training session on the importance of hand hygiene. An observational descriptive design will be used, and samples will be taken from the hands of 30 healthcare professionals before and after the training intervention. The results will be statistically analyzed to determine if there was a significant reduction in the count of microorganisms after the intervention. It is expected that the results of the study will demonstrate the importance of hand hygiene as an effective measure, as shown in current evidence. Training on the importance and procedure of hand hygiene can improve hand hygiene practice in healthcare professionals, which in turn can reduce the transmission of microorganisms and prevent infections associated with healthcare.

KEY WORDS

Hospital care, hand hygiene, cross infection.

INTRODUCCIÓN

Las infecciones nosocomiales o relacionadas con la asistencia sanitar pueden considerarse como los efectos adversos más frecuentes derivados de la atención sanitaria. Según los últimos datos, en Europa estas infecciones afectan por término medio, a uno de cada veinte pacientes ingresados1. El factor más importante identificado como causante de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria es la contaminación cruzada, que consiste en la transmisión de microorganismos patógenos desde unos pacientes u objetos previamente contaminados, a otros pacientes, utilizando generalmente como vehículo de trasmisión las manos de los profesionales sanitarios2.

El número de contactos o exposiciones de las manos en los centros sanitarios puede alcanzar hasta varias decenas de miles por día. Cada exposición o contacto de las manos con diferentes superficies se produce un intercambio bidireccional de microorganismos transitorios entre las manos y el objeto o persona, dando lugar a un continuo cambio de la flora transitoria. Las manos de los profesionales pueden transferir microorganismos del propio paciente desde una zona del cuerpo contaminada a otras zonas estériles, transferir microorganismos de un paciente a otro, transferir microorganismos desde el medio ambiente a pacientes y adquirir microorganismos como resultado del contacto con los pacientes, lo que supone un riesgo de infección para los propios profesionales En la actualidad existe gran número de antibióticos, productos químicos y físico con capacidad para eliminar y controlar a los microorganismos patógenos, pero generalmente tienen como inconveniente la disminución paulatina de su eficacia debido a la creciente aparición de resistencias, lo que dificulta en gran medida el control de este tipo de infecciones con las consiguientes repercusiones en la morbi-mortalidad y en el gasto sanitario3.

A pesar de la evidencia científica disponible sobre la efectividad y eficiencia de esta medida, el cumplimiento de los protocolos de higiene de las manos por el personal de los centros sanitarios continúa siendo inaceptablemente bajo (en torno al 20%-50%). Periódicamente se observa una variabilidad en la práctica clínica, así como una inadecuada realización del procedimiento de higiene de manos4. La propagación de los microorganismos suele realizarse por tres vías diferentes: por contacto, aire y a través de fómites. En la mayoría de los casos las manos de los profesionales sanitarios son la fuente o el vehículo de transmisión de los microorganismos de la piel de un paciente a las mucosas (vías respiratorias), a compartimientos corporales normalmente estériles (sangre, líquido cefalorraquídeo) y desde otros pacientes o el ambiente contaminado5.

Durante la atención de los pacientes las manos de los profesionales sanitarios se colonizan progresivamente con la flora comensal, así como con posibles microorganismos patógenos. La contaminación bacteriana aumenta linealmente durante el tiempo. En ausencia de higiene de manos, cuanto mayor sea la duración de la atención, mayor será el grado de contaminación. Además de la duración, el tipo de atención que se presta a los pacientes también afectará al grado de contaminación de las manos.

La transmisión cruzada se produce a través de las manos contaminadas. Los factores que influyen en la transmisión de microorganismos desde una superficie a otra son: el tipo de microorganismo, las superficies de origen y de destino, el nivel de humedad y el tamaño del inóculo. Varios estudios han demostrado la capacidad de los microorganismos para sobrevivir en las manos durante diferentes periodos de tiempo.

La dinámica de la contaminación es similar en las manos enguantadas que en las no enguantadas; el uso de guantes reduce la contaminación de las manos, pero no protege completamente de la adquisición de microorganismos durante la atención sanitaria. Por tanto, cuando la superficie de los guantes está contaminada, la transmisión cruzada es probable.

En los últimos 20 años, numerosos estudios han demostrado que hay intervenciones eficaces para mejorar el cumplimiento de la higiene de manos entre los trabajadores de la salud, aunque la medición de dicho cumplimiento ha variado según la definición relacionada con una oportunidad de higiene de manos y la evaluación de la higiene de manos mediante observación directa o consumo de productos para higiene de manos, que dificulta las comparaciones. Si bien existen diferentes metodologías, la mayoría de los estudios han utilizado estrategias multimodales, a saber: educación de los Trabajadores de la Salud, auditorías de prácticas de higiene de manos y retroalimentación de desempeño, recordatorios, mejoramiento de disponibilidad de agua y jabón, uso de canillas automáticas, y/o introducción de un frotado de manos a base de alcohol así como también una mejora en el clima de seguridad institucional con participación a niveles institucionales, de Trabajadores de la Salud y de pacientes6.

La piel constituye un entorno ácido, árido y limitado en nutrientes, que es renovado de forma constante. Está compuesta por varias capas que proporciona un microambiente que propicia el crecimiento de muchos microorganismos que se han adaptado a condiciones tan duras. Los microorganismos que se encuentran sobre la piel se pueden clasificar en dos grupos: flora residente y flora transitoria o contaminante.

-La flora residente: son microorganismos que se encuentran permanentemente en la piel, manteniéndose relativamente estables. Representan aproximadamente el 10-20% de la flora microbiana. Estos microorganismos no suelen provocar infecciones nosocomiales, pero pueden causar infecciones en las cavidades corporales estériles (cuando penetran en los tejidos a través de traumatismos o por medio de dispositivos médicos como catéteres intravenosos) en los ojos, o en la piel no intacta. Suelen ser Staphylococcus epidermidis, Staphylococcus hominis y otros Estafilococos coagulasa negativos, Bacterias corineformes y hongos como Pityrosporum.

-La flora transitoria (o contaminante): en este grupo se encuentran los microorganismos que colonizan las capas superiores de la piel y son adquiridos durante el contacto directo con los pacientes, los propios profesionales, el equipo contaminado o el medio ambiente. Por lo general tienen un corto periodo de supervivencia sobre la piel, pero un alto potencial patogénico y son responsables de la mayoría de las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria, así como de la propagación de microorganismos resistentes a antibióticos. Entre estos microorganismos se encuentra el Staphylococcus aureus, bacilos gram negativos (Proteus mirabilis, Klebsiella spp, Acinetobacter spp) y levaduras7.

Teniendo en cuenta la importancia de la higiene de manos para la prevención de infecciones asociadas con la asistencia sanitaria, nuestra finalidad del proyecto es comparar la presencia de microorganismos en las manos de profesionales sanitarios de una planta concreta de una residencia de mayores en dos momentos diferentes. En su quehacer habitual antes de atender a los pacientes y después de una sesión formativa sobre la importancia y procedimiento de la higiene de manos.

 

OBJETIVOS

El objetivo principal del proyecto es comprobar la reducción de microorganismo en las manos de profesionales sanitarias, realizando dos intervenciones, una en la práctica habitual de los profesionales sanitarios y otra después de una sesión formativa sobre la importancia de la higiene de manos. Como objetivos secundarios concienciar al personal sanitario de la importancia de la higiene de manos en la prevención de la transmisión de infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria, aplicarlo de manera rutinaria en la práctica habitual de los profesionales y establecer un medio seguro entre los familiares y los pacientes, transmitiendo a los familiares que están al cuidado de los pacientes la importancia de mantener una adecuada higiene de manos.

 

METODOLOGÍA

Diseño del estudio: Se realizará un estudio observacional descriptivo sobre la prevalencia de microorganismos en las manos de 30 profesionales sanitarios (enfermeros, auxiliares de enfermería y médicos) en una planta de la residencia de mayores. Para el reclutamiento de las 30 personas incluidas en el estudio se realizará una invitación voluntaria a dicho personal explicándoles los objetivos del estudio. Las variables que se estudiarán serán el lavado de manos (variable dicotómica SI/NO), edad (variable cuantitativa) sexo (variable cualitativa), categoría profesional (variable cualitativa).

Dos investigadores del proyecto serán los encargados de tomar las muestras de las manos de los profesionales sanitarios antes y después de la intervención formativa. La toma de muestras de las manos se realizará en los mismos profesionales sanitarios antes y después de la sesión formativa en un intervalo de tiempo de un mes entre ambas.

Se avisará a los responsables de cada turno que se acudirá próximamente a realizar una valoración. La primera intervención se hará en una mañana y se recogerán todos los frotis de los participantes. Las muestras serán trasladadas al servicio de Microbiología de referencia donde analizarán dichas muestras. A las dos semanas de la toma de muestras, se llevará a cabo la sesión formativa sobre la higiene de manos y la importancia en la prevención de infecciones asociadas a cuidados sanitarios. La segunda intervención se realizará a las dos semanas de la charla formativa.

Una vez tengamos los resultados de las dos intervenciones, calcularemos los indicadores de prevalencia de microorganismos, tipos, colonias y calcularemos si ha existido una reducción del riesgo después de la intervención.

Procedimientos microbiológicos: Una vez que las muestras se reciban en el laboratorio de microbiología, se realizará un cultivo cuantitativo directo en placas de agar sangre. El recuento total de las unidades formadoras de colonias (ufc) se registrará en la base de datos correspondiente.

Aspectos éticos: Previamente a la inclusión definitiva en el estudio, cada participante firmará la carta de aceptación de este, así como la de realización de toma de muestras conforme a lo establecido por el comité ética. Se utilizarán hisopos estériles humedecidos con una solución salina (Fresenius-Kabi, Alemania) para obtener las muestras de las manos de los participantes. Con ese fin, se frotará vigorosamente la mano de cada participante con el hisopo y posteriormente se colocará en los medios de transporte Amies. Todas las muestras tomadas serán identificadas de forma anónima utilizando un número consecutivo de 2 dígitos seguido por la lateralidad de estas y serán transportadas posteriormente al laboratorio dentro de las dos horas posteriores a su recolección. Inmediatamente después de la realización del muestreo microbiológico de cada mano, se rellenará de forma anónima e individualizada un breve cuestionario de datos con la información respectiva a la edad, sexo, categoría profesional y realización de higiene de manos para cada uno de los participantes en el estudio, registrándose dicha información en la base de datos del estudio.

Estudio de sensibilidad antimicrobiana: La sensibilidad in vitro de cada una de las cepas de microorganismos se aislará y evaluará frente a un panel de antibacterianos, tanto por el método de difusión en placa como por microdilución. En el estudio de sensibilidad se incluirán las siguientes familias de antimicrobianos: penicilinas, cefalosporinas, aminoglucósidos, carbapenémicos, tetraciclinas y quinolonas. En el caso de microorganismos Gram-positivos, también se estudiará la sensibilidad a glicopéptidos (vancomicina y teicoplanina), linezolid, quinupristina / dalfopristina y daptomicina, mientras que para los aislados Gram-negativos se agregará el estudio de sensibilidad frente a tigeciclina y colistina. La interpretación de perfil de sensibilidad antimicrobiano obtenido para cada cepa se corresponderá con la de un microorganismo multirresistente.

Análisis estadísticos: Para las variables cualitativas, se expresarán el número absoluto de personas entrevistadas, así como sus respectivos porcentajes. Para evaluar si existe una asociación entre cada una de las variables categóricas estudiadas, se utilizará una prueba de chi cuadrado o la prueba exacta de Fisher (según fuera necesario). Para el estudio descriptivo de la edad se utilizará una medida de tendencia central (media), una medida de dispersión (desviación estándar), así como los valores mínimo y máximo. Una vez que se realice el estudio descriptivo, se utilizará un modelo de regresión lineal univariante y multivariante para estudiar la asociación del recuento de colonias y el rendimiento de la higiene de manos. Todos los análisis estadísticos se realizarán con el paquete estadístico Stata® v.15.0 y el nivel de significación estadística (a) que se utilizará será igual o menor a 0,05. Se resumirán en una tabla los datos de las variables encuestadas (sexo, edad, categoría profesional y realización de higiene de manos) a los participantes del estudio, así como el recuento total directo de ufc obtenido tras analizar el crecimiento de microorganismos en las muestras de ambas manos. Para estudiar las asociaciones entre la higiene de manos y el recuento de UFC se utilizarán modelos de regresión lineal univariante y multivariable.

Los resultados tanto del análisis de regresión lineal simple como múltiple se resumirá en una segunda tabla. El análisis de regresión simple estudiará si existe asociación estadísticamente significativa entre el conteo de UFC / microlitro (mcl) y la higiene de las manos. Se estudiará la realización de higiene de manos por parte de personal en comparación con aquellos que no la hagan para observar si existe una disminución de UFC y comprobando que existen diferencias estadísticamente significativas.

DISCUSIÓN

La higiene de manos es una práctica fundamental en la prevención de infecciones asociadas a la asistencia sanitaria. La transmisión de microorganismos patógenos a través de las manos de los profesionales sanitarios es una de las principales causas de infecciones nosocomiales. En este estudio, se pretende demostrar una reducción significativa en el recuento de microorganismos en las manos de los profesionales sanitarios después de una sesión formativa sobre la importancia y procedimiento de la higiene de manos.

Los resultados de este estudio deberían alinearse con la literatura existente, que ha demostrado que la higiene de manos es una medida efectiva para reducir la transmisión de microorganismos y prevenir infecciones asociadas a la asistencia sanitaria. En uno de ellos se observó una reducción significativa de bacteriemias por Staphylococcus aureus resistentes a meticilina. Sin embargo, no hay ningún impacto en las infecciones asociadas a dispositivos, ni en las infecciones debidas al microorganismo multirresistentes8. En otro estudio se observó una reducción global de tasas de infecciones asociadas a la asistencia sanitar (de 11 a 8,2 infecciones por 1000 pacientes/día) y reducción de un 60% de infecciones asociadas con la asistencia sanitaria en neonatos de muy bajo peso al nacer después de la implementación de un programa de higiene de manos9. Esto es consistente con los hallazgos que encontraron una reducción global en las tasas de infecciones asociadas a la asistencia sanitaria después de la implementación de un programa de higiene de manos. El incremento en 10% del cumplimiento de la higiene de manos se correlacionó con una disminución de 6% de las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria, en general, y de 14% de las diarreas por Clostridium difficile. No hubo asociación entre el cumplimiento de higiene de manos e infecciones por organismos multirresistentes. Con la intervención realizada se lograron prevenir 197 las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria y un estimado de 22 muertes. Estas reducciones resultaron en un ahorro general de 5 millones de dólares, aproximadamente10.

CONCLUSIÓN

Este estudio serviría para demostrar la importancia de la higiene de manos como medida efectiva para reducir la transmisión de microorganismos y prevenir infecciones asociadas a la asistencia sanitaria. Además, la implementación de programas de higiene de manos puede tener un impacto significativo en la seguridad de los pacientes y la calidad de la atención sanitaria. La formación sobre la importancia y el procedimiento de la higiene de manos puede mejorar la práctica de higiene de manos en los profesionales sanitarios, lo que a su vez puede reducir la transmisión de microorganismos y prevenir infecciones asociadas a la asistencia sanitaria.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Grupo de trabajo de Vigilancia de las IRAS. Protocolo de la encuesta de prevalencia de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria y uso de antimicrobianos [Internet]. Sistema Nacional de Vigilancia de las Infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria .2019. Available from: https://www.isciii.es/QueHacemos/Servicios/VigilanciaSaludPublicaRENAVE/EnfermedadesTransmisibles/Documents/PROTOCOLOS/PROTOCOLOS%20EN%20BLOQUE/PROTOCOLOS%20IRAS%20Y%20RESISTENCIAS/PROTOCOLOS%20NUEVOS%202019%20IRAS/ProtocoloPrevIRAS_Nov2017_rev_Abril2019.pdf
  2. Acosta-Gnass SI. Manual de control de infecciones y epidemiología hospitalaria. [Internet]. Organización Panamericana de Salud. 2012. Available from: https://iris.paho.org/bitstream/handle/10665.2/51545/ControlInfecHospitalarias_spa.pdf
  3. Organización Mundial de la Salud. [Sede Web] Resistencia a los antibióticos. [Acceso 17 de noviembre de 2020]. Available from: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/antibiotic-resistance.
  4. Torán Mateos M, Pareja Bezares A. Percepciones y conocimientos sobre higiene de manos en médicos residentes del hospital Son Llàtzer 2011-2017. Medicina Balear. 2018;(V.33, n.1):33–47.
  5. Mehtar S, de León-Rosales SP. A. J. Stewardson, MBBS, PhD D. Pittet, MD, MS. Guía para el control de infecciones asociadas a la atención en salud [Internet]. International Society for infectious diseases. 2018. Available from: https://isid.org/guia/
  6. Ansari SA, Sattar SA, Springthorpe VS, Wells GA, Tostowaryk W. Rotavirus survival on human hands and transfer of infectious virus to animate and nonporous inanimate surfaces. Journal of Clinical Microbiology. 1988 Aug;26(8):1513–8.
  7. Acosta S. Higiene de manos en los centros sanitarios. Documento para directivos y responsables de la higiene de manos. [Internet]. Organización Panamericana de la Salud. 2011.Available from: https://seguridaddelpaciente.sanidad.gob.es/practicasSeguras/higieneDeManos/recursos/docs/hm_centrossanitarios_doc_directivos.pdf
  8. Grayson ML, Jarvie LJ, Martin R, Johnson PDR, Jodoin ME, McMullan C, et al. Significant reductions in methicillin-resistant Staphylococcus aureus bacteraemia and clinical isolates associated with a multisite, hand hygiene culture-change program and subsequent successful statewide roll-out. Med J Aust. 2008 jun 2;188(11):633–40.
  9. Estella Á, Vidal-Cortés P, Rodríguez A, Andaluz Ojeda D, Martín-Loeches I, Díaz E, et al. Manejo de las complicaciones infecciosas asociadas con la infección por coronavirus en pacientes graves ingresados en UCI. çMed Intensiva. 2021 Nov;45(8):485–500.
  10. Pessoa-Silva CL, Hugonnet S, Pfister R, Touveneau S, Dharan S, Posfay-Barbe K, et al. Reduction of healthcare associated infection risk in neonates by successful hand hygiene promotion. Pediatrics. 2007 Aug;120 (2): e382-390.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos