Realización de ejercicio excéntrico en la tendinopatía aquilea.

22 septiembre 2022

AUTORES

  1. Juan José Vallejo Maldonado. Graduado en Fisioterapia, Fisioterapeuta en el Servicio Público de Salud de Andalucía SAS – Hospital de Almería.
  2. Eva Leticia Trujillo Maldonado. Graduada en Fisioterapia, Fisioterapeuta en el Servicio Público de Salud de Andalucía SAS – Hospital de Huelva.
  3. Rubén Velasco Redondo. Graduado en Fisioterapia, Fisioterapeuta en el Servicio Público de Salud de Castilla la Mancha – SESCAM.

 

RESUMEN

Introducción:

El tendón de Aquiles es el encargado de unir los músculos sóleo y gastronemios al calcáneo, situándose, por tanto, en la parte posterior y distal de la pierna La tendinopatía del tendón de Aquiles es una lesión común por sobrecarga que representa el 11% de todas las lesiones causadas por correr La clínica muestra dolor a la palpación y al caminar o correr, y el paciente puede presentar tumefacción y calor en el tendón, así como impotencia funcional. Los ejercicios excéntricos son aquellos que imponen el estiramiento combinado con la contracción de un músculo1,2,3.

Objetivo:

Conocer si el tratamiento de la tendinopatía aquilea mediante ejercicios excéntricos es eficaz, y si lo es más o menos en comparación de otras técnicas.

Material y Método:

Para ello se realizó una búsqueda bibliográfica en algunas bases de datos (Academic Search Premier, PEDro, Medline ,PubMed y google académico Esta búsqueda arrojó 15 resultados, de los que se seleccionaron 6 artículos para la revisión.

Resultados:

Tras la búsqueda y lectura de los estudios encontrados en base a este tema hemos encontrado como resultado que los ejercicios excéntricos son un buen recurso para el tratamiento de esta patología tan frecuente3,4. El trabajo de fuerza es básico para la mejora de los pacientes, aunque la bibliografía disponible también nos habla de otras técnicas eficaces en el manejo de esta tendinopatía.

Conclusiones:

No es concluyente que el tratamiento mediante ejercicios excéntricos sea más eficaz que otros tratamientos5,6. Sin embargo, sí consiguen mejorar la sintomatología del paciente Se trata de una terapia efectiva, por tanto, teniendo buenos resultados siendo aplicados con o sin combinar con otras terapias.

 

PALABRAS CLAVE

Ejercicio excéntrico, tendinopatía aquilea, fisioterapia.

 

ABSTRACT

Introduction:

The Achilles tendon is responsible for joining the muscles solleo and gastrocnemius to the calcaneus, placing, therefore, back and distal leg Achilles tendon tendinopathy is a common overuse injury accounting for 11% of all running injuries and the patient may have swelling and heat in the tendon, as well as functional impotence. Eccentric exercises are those that impose stretching combined with muscle contraction1,2,3.

Objective:

To know if the treatment of achilles tendinopathy by eccentric exercises is effective, and if it is more or less effective compared to other techniques.

Material and Method:

A bibliographic search was carried out in some databases (AcademicSearch Premier, PEDro, Medline, PubMed and academic google This search yielded 15 results, from which 6 articles were selected for the review.

Results:

After searching and reading the studies found based on this topic we have found as a result that eccentric exercises are a good resource for the treatment of this pathology so frequent3,4. The work of force is basic for the improvement of patients, although the available literature also tells us of other effective techniques in the management of this tendinopathy.

Conclusions

It is not conclusive that treatment with eccentric exercises is more effective than other treatments5,6. However, they do manage to improve the symptomatology of the patient. This is an effective therapy, therefore, having good results being applied with or without combining with other therapies.

 

KEY WORDS

Eccentric exercise, achilles tendinopathy, physiotherapy.

 

INTRODUCCIÓN

La lesión tendinosa de Aquiles es el resultado de un proceso degeneración/reparación fallido causante de dolor y disminución de la función. Este síndrome aparecería cuando las actividades físicas sobrepasan la capacidad del tendón de repararse, es un proceso de sobrecarga continuada no exclusivo de deportistas. En la actualidad se considera que entre el 30% y el 50% de las lesiones relacionadas con el deporte se centran en estructuras tendinosas, y este dato va en aumento en el tendón de Aquiles. La gran mayoría de los deportistas que sufren esta lesión se encuentran entre los 30 y los 49 años de edad. Se estima que el 30% de los lesionados de tendinopatía aquilea (TA) son sedentarios. El número de lesiones aumentaría con la edad, y al igual que en la población deportista el rango de entre 30 y 50 años de edad sería el más afectado, encontrando ligeramente más incidencia entre los varones. En concreto se especula que podría existir una incidencia de 1,85 de cada 1000 pacientes registrados por médicos de cabecera, llegando a los 2,35 de cada 1000 en sujetos de entre 21 y 60 años de edad. El objetivo principal de esta revisión bibliográfica es conocer la aplicación más eficaz según la ciencia de ejercicio excéntrico (EE) a la hora de manejar la TA.

 

OBJETIVO

Conocer si el tratamiento de la tendinopatía aquilea mediante ejercicios excéntricos es eficaz, y si lo es más o menos en comparación de otras técnicas.

 

MATERIAL Y MÉTODO

Para ello se realizó una búsqueda bibliográfica en algunas bases de datos (Academic Search Premier, PEDro, Medline, PubMed y Google Académico Esta búsqueda arrojó 15 resultados, de los que se seleccionaron 6 artículos para la revisión.

 

RESULTADOS

Se encontraron diferentes puntos de vista en torno al régimen de contracción, duración e intensidad a la hora de aplicar ejercicio en la tendinopatía, y en la TA en concreto1,2. Realizaron un metaanálisis de veintisiete estudios. Analizaron los efectos de la carga mecánica crónica en el tendón humano y encontraron que los tendones responden al incremento de carga mecánica adaptando sus propiedades de manera mecánica, morfológica y material. Su conclusión fue que la carga que exigía una alta intensidad de contracción muscular conseguía adaptaciones tendinosas de forma más efectiva.

Las intervenciones de más de doce semanas resultaban más beneficiosas que aquellas de menor duración. Y no encontraron diferencias significativas para facilitar la adaptación tendinosa al aplicar contracción isométrica o contracción concéntrico-excéntrica, pero sí que el menos beneficioso era el entrenamiento pliométrico3. Parece que los estudios sobre EE poseen una mayor calidad metodológica a la hora de abordar la tendinopatía. Aunque esta evidencia no parece suficiente para afirmar que el EE es superior o inferior a otras formas de ejercicio. En un estudio comparativo sobre la efectividad del ejercicio isométrico (EI) y el ejercicio isotónico sobre el manejo del dolor en la tendinopatía rotuliana se encontró utilidad en ambos protocolos y ausencia de diferencias significativas entre ambos4. En cambio, otro estudio afirma encontrar mejores efectos inmediatos en el manejo del dolor en la tendinopatía rotuliana a favor del EJ enfrentado al ejercicio isotónico concéntricoexcéntrico. Otros beneficios del EI frente al isotónico que se han observado han sido un mayor efecto analgésico al menos tras cuarenta y cinco minutos y una mayor contracción concéntrica máxima voluntaria. En TA aparece que el EE reducía de forma inmediata el grosor del tendón más que el ejercicio concéntrico (EC). Aunque la recuperación de los valores iniciales sería de un tiempo similar en ambos supuestos5,6. El EE ha demostrado iguales beneficios que la aplicación de ejercicio lento concéntrico-excéntrico de altas cargas. A las doce semanas de aplicarlo el ejercicio lento de altas cargas mostraba una mayor satisfacción entre los pacientes, aunque a las cincuenta y dos semanas esto cambiaba. También se encontró que tras un periodo de seis semanas de EE de los músculos flexores plantares se reducía el nivel de rigidez. Situación que no ocurría entre sujetos sometidos a EC. La capacidad de salto a una pierna, la estructura tendinosa, o la adherencia obtuvieron resultados idénticos al enfrentar EE al EC

Se ha observado que un programa de EE diario durante doce semanas reduce el incremento del flujo sanguíneo capilar para tendinoso en un 45% y disminuye el nivel de dolor en escala VAS en la TA. La oxigenación local del paratendón se preservó y su presión venosa postcapilar se redujo. Esto sería beneficioso desde el punto de vista de la microcirculación. Se ha encontrado que el pico de fuerza en el tendón era de similar magnitud al aplicar EC como EE, esto significa que la magnitud de la fuerza del EE no resulta factor suficiente para producir mejora en la TA. Los cambios de longitud durante el EC y el EE tuvieron magnitudes equivalentes. La principal diferencia encontrada en la realización de EE fue la existencia de fluctuaciones en las curvas de fuerza mientras se realizaba el EE parecidas a las encontradas al realizar ejercicios de precisión con cargas muy altas. Se podría sugerir que estas fluctuaciones en la fuerza tendrían relación con su éxito3. Cambios en la arquitectura músculo tendinosa tras el entrenamiento excéntrico en la tendinosis aquílea: Se realizó un estudio de seis semanas de EE de los flexores plantares en pacientes con TA durante seis semanas. Se realizó un trabajo de tres series de quince repeticiones con la máxima carga capaz de mover el músculo (3X15RM). A esto se le añadió un protocolo para TA. Los pacientes fueron evaluados ecográficamente cada dos semanas desde el inicio hasta el final del estudio2. Se ecografió el grosor y la longitud de los fascículos de Gastrocnemio Medial (GM), y Gastrocnemio Lateral (GL). Después de las seis semanas la longitud del GM resultó incrementada en un 12%, siendo este el dato que podría justificar la mejora de los pacientes.

Otro dato observado tras realizar un protocolo de EE es que los cambios inmediatos en la estructura tendinosa se producían concretamente en el extremo distal del tendón de Aquiles y estos resultaban muy vulnerables a los cambios de ejercicio si se comparan con la aponeurosis de gastrocnemio o del tendón.

Tras analizar los estudios que abordan el ejercicio como herramienta terapéutica en la TA, parece que los estudios sobre la aplicación de EE contarían con la mayor calidad metodológica4,5. La metodología investigadora es superior en el trabajo de Alfredson y en el enfrentamiento de los protocolos de alto volumen e intensidad incremental a través de la barrera del dolor contra la visión de un trabajo sin dolor y reducción del volumen de trabajo total los resultados ofrecidos por estos estudios fueron más ineficientes. Los mecanismos de acción no quedan claros. El motivo del éxito del EE parece ser que genera mayores cargas que otros tipos de ejercicio, aunque también parece tener relación la existencia de fluctuaciones en la curva de fuerza6.

 

CONCLUSIONES

La literatura parece indicar que el ejercicio excéntrico sería el tratamiento de elección en una tendinopatía aquilea. El protocolo de Alfedson cuenta con la mayoría de los apoyos científicos. Aún así en el futuro será necesario realizar estudios de mayor calidad metodológica realizados sobre diferentes opciones de ejercicio. No queda claro cuál o cuáles son los mecanismos de acción del ejercicio excéntrico en la tendinopatía aquilea dejando una ventana abierta a nuevas investigaciones.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Arnal-Gómez, A., Espí-López, G. V., Cano Heras, D., Muñoz-Gómez, E., Balbastre Tejedor, I., Ramírez Iñiguez-de la Torrez, M., & Vicente-Herrero, M. (2020). Revisión bibliográfica sobre la eficacia del ejercicio excéntrico como tratamiento para la tendinopatía del tendón de Aquiles. Archivos de prevención de riesgos laborales23(2), 211-233.
  2. López Téllez, M. J. (2018). Efectividad del ejercicio excéntrico en la tendinopatía Aquilea insercional. Una revisión sistemática.
  3. Ferrando, A. C., BuilMur, M. I., Barrachina, E. L., Obón, V. N., & Lalaguna, G. L. (2020). Eficacia del ejercicio excéntrico en la tendinopatía aquílea: Revisión sistemática. Cuestiones de fisioterapia: revista universitaria de información e investigación en Fisioterapia49(3), 31-35.
  4. González de la Flor, Á. (2013). Ejercicios Excéntricos en Tendinopatía Aquílea.
  5. Manuel, I. L. (2018). Prevención secundaria de la tendinopatía Aquílea en corredores de fondo mediante ejercicios excéntricos: Ensayo clínico aleatorio.
  6. Martín Llantino, P. J., Vázquez Rigueira, P., Rodríguez Sanz, D., Romero Morales, C., & Calvo-Lobo, C. (2018). Tendinopatía aquilea y ejercicio excéntrico, una revisión narrativa. EJPOD: European Journal of Podiatry= Revista europea de podología4(1), 10-16.

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos