Riesgos y complicaciones de la colitis ulcerosa

13 abril 2024

 

AUTORES

  1. Cristina Villarroya Garcés. Enfermera Hospitalización en Planta de Cirugía y Neurología. Hospital Comarcal de Alcañiz. Teruel.
  2. Raquel Domingo Milian. Enfermera Pruebas Funcionales de Neumología. Hospital Comarcal de Alcañiz. Teruel.
  3. Lucía Gargallo Carceller. Enfermera Hospitalización en Planta de Cirugía y Neurología. Hospital Comarcal de Alcañiz. Teruel.
  4. Marta Gimeno Ponz. Enfermera Hospitalización en Planta de Cirugía y Neurología. Hospital Comarcal de Alcañiz. Teruel.
  5. Laura Andreu Train. Enfermera Hospitalización en Planta de Cirugía y Neurología. Hospital Comarcal de Alcañiz. Teruel.
  6. Alberto Samper Callao. Enfermero Hospitalización en Planta de Ortogeriatría y Cirugía. Hospital Nuestra Señora de Gracia. Zaragoza.

 

RESUMEN

La colitis ulcerosa, una enfermedad inflamatoria crónica del colon y el recto, presenta riesgos y complicaciones que pueden ser debilitantes. Los factores de riesgo incluyen la edad, la genética y desencadenantes ambientales como la dieta y el estrés. Los brotes de la enfermedad pueden ser provocados por ciertos alimentos, medicamentos y el estrés. Las complicaciones intestinales, como la inflamación crónica, la hemorragia gastrointestinal y la formación de úlceras, pueden ser graves y potencialmente mortales. Además, la colitis ulcerosa puede manifestarse en complicaciones extraintestinales, como problemas cutáneos, articulares, oculares y hepáticos. El diagnóstico temprano es crucial y se basa en pruebas de laboratorio y procedimientos endoscópicos. El tratamiento se centra en controlar la inflamación con medicamentos, ajustes en la dieta y el estilo de vida, y un seguimiento médico regular. Una comprensión integral de los riesgos, complicaciones, diagnóstico y manejo de la colitis ulcerosa es fundamental para mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados por esta enfermedad debilitante.

PALABRAS CLAVE

Colitis ulcerosa, enfermedad inflamatoria intestinal, complicaciones intestinales, riesgos asociados.

ABSTRACT

Ulcerative colitis, a chronic inflammatory disease of the colon and rectum, presents risks and complications that can be debilitating. Risk factors include age, genetics, and environmental triggers such as diet and stress. Disease flare-ups can be triggered by certain foods, medications, and stress. Intestinal complications, such as chronic inflammation, gastrointestinal bleeding, and ulcer formation, can be severe and potentially life-threatening. Additionally, ulcerative colitis can manifest in extraintestinal complications, including skin, joint, ocular, and hepatic issues. Early diagnosis is crucial and relies on laboratory tests and endoscopic procedures. Treatment focuses on controlling inflammation with medication, dietary adjustments, and lifestyle changes, along with regular medical follow-ups. A comprehensive understanding of the risks, complications, diagnosis, and management of ulcerative colitis is essential for improving the quality of life for patients affected by this debilitating disease.

KEY WORDS

Ulcerative colitis, inflammatory bowel disease, intestinal complications, associated risks.

DESARROLLO DEL TEMA

La colitis ulcerosa es una enfermedad inflamatoria crónica del tracto gastrointestinal, específicamente del colon y el recto. Se caracteriza por la inflamación y ulceración de la mucosa del colon, lo que resulta en síntomas como dolor abdominal, diarrea con sangre y pérdida de peso1.

La etiología de la colitis ulcerosa es multifactorial e incluye factores genéticos, ambientales, inmunológicos y microbiológicos. Aunque la causa exacta de la enfermedad es desconocida, se cree que una respuesta inmune anormal a la microbiota intestinal en individuos genéticamente susceptibles puede desempeñar un papel clave2,3.

Los síntomas de la colitis ulcerosa pueden variar en gravedad y frecuencia, desde leves a graves y de episódicos a continuos. El pronóstico de la enfermedad es variable y depende de factores como la extensión de la enfermedad, la respuesta al tratamiento y la presencia de complicaciones4.

La incidencia de la colitis ulcerosa varía a nivel mundial, con las tasas más altas observadas en Europa y América del Norte. En España, la incidencia de la colitis ulcerosa ha estado aumentando en las últimas décadas, lo que refleja la tendencia observada en otros países occidentales5.

La importancia de tener la enfermedad controlada no puede ser subestimada. Un control adecuado de la enfermedad puede ayudar a prevenir complicaciones y riesgos asociados, como el sangrado intestinal, la perforación del colon, el cáncer colorrectal y la necesidad de cirugía. Además, el control de la enfermedad puede mejorar significativamente la calidad de vida de los pacientes, permitiéndoles llevar una vida normal y productiva3,6.

La colitis ulcerosa es una enfermedad compleja con una etiología multifactorial y un curso clínico variable. A pesar de los avances en el entendimiento y el tratamiento de la enfermedad, la colitis ulcerosa sigue siendo un desafío importante para los pacientes y los médicos debido a su naturaleza crónica, su impacto en la calidad de vida y su potencial para causar complicaciones graves. Por lo tanto, es esencial un manejo adecuado y un control estricto de la enfermedad para minimizar estos riesgos y complicaciones. Este artículo monográfico pretende explorar los riesgos y las complicaciones de la enfermedad y aportar evidencias para guiar a pacientes y profesionales de la salud en la atención y detección de los mismos.

 

Riesgos asociados a la colitis ulcerosa:

La colitis ulcerosa es una enfermedad que afecta al revestimiento del colon y del recto. Esta enfermedad puede ser debilitante y, en ocasiones, puede dar lugar a complicaciones potencialmente mortales.

 

Factores de riesgo para desarrollar colitis ulcerosa.

Existen varios factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de desarrollar colitis ulcerosa. Estos incluyen la edad, ya que la enfermedad suele aparecer antes de los 30 años, aunque puede presentarse a cualquier edad. La raza y el origen étnico también pueden influir, siendo más común en personas de ascendencia europea, especialmente de Europa del Este, y en personas de origen judío. Otro factor de riesgo es la historia familiar, ya que las personas con familiares que tienen la enfermedad tienen un mayor riesgo de desarrollarla.

 

Posibles desencadenantes de los brotes de la enfermedad.

Los brotes de colitis ulcerosa pueden ser desencadenados por una variedad de factores. Estos pueden incluir ciertos alimentos y bebidas, como los que son altos en fibra o especias, o el alcohol y la cafeína, que pueden aumentar la diarrea y la necesidad de ir al baño. El estrés también puede desencadenar brotes, aunque no causa la enfermedad en sí. Algunos medicamentos, como los antiinflamatorios no esteroides (AINE), pueden empeorar los síntomas de la colitis ulcerosa.

 

Impacto de la genética en la predisposición a la colitis ulcerosa.

La genética juega un papel importante en la predisposición a la colitis ulcerosa. Se han identificado más de 200 genes que están asociados con un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad. Sin embargo, tener estos genes no significa necesariamente que se desarrollará la enfermedad, ya que también se necesitan factores ambientales para desencadenarla5. Además, muchas personas que tienen la enfermedad no tienen antecedentes familiares de la misma, lo que indica que la genética no es el único factor en juego7,8.

 

Complicaciones intestinales de la colitis ulcerosa:

La colitis ulcerosa es una enfermedad inflamatoria intestinal que puede causar diversas complicaciones en el sistema digestivo. Aquí te presento un desarrollo detallado de las complicaciones intestinales de la colitis ulcerosa:

 

Inflamación crónica del colon.

La colitis ulcerosa se caracteriza por una inflamación crónica del colon, que afecta a la mucosa del colon en diferentes grados de extensión. Esta inflamación crónica puede provocar una serie de síntomas, como dolor abdominal, diarrea y pérdida de peso. Además, la inflamación crónica puede dar lugar a un daño en el intestino delgado, lo que puede resultar en una atrofia total de las vellosidades intestinales.

 

Hemorragia gastrointestinal.

Una de las complicaciones más graves de la colitis ulcerosa es la hemorragia gastrointestinal. Durante un brote de colitis ulcerosa, es habitual perder algo de sangre a través del recto, pero en ocasiones, la hemorragia puede ser masiva. Esta hemorragia puede variar de leve a intensa, y puede ser mortal.

 

Estenosis intestinal y obstrucción.

La inflamación crónica del colon puede llevar a la estenosis intestinal, que es un estrechamiento de la abertura (lumen) del intestino. Esta estenosis puede causar una obstrucción intestinal, que es una alteración mecánica significativa o la detención completa del tránsito de contenido a lo largo del intestino. Esta obstrucción puede causar síntomas como dolor cólico, vómitos, obstipación y ausencia de gases.

 

Formación de úlceras y perforaciones

La inflamación crónica del colon también puede dar lugar a la formación de úlceras en la mucosa del colon. Estas úlceras pueden perforar la pared del colon, lo que puede causar una infección grave en el abdomen (peritonitis) o incluso una sepsis, que es una infección generalizada potencialmente mortal1,9,10.

III. Complicaciones extraintestinales de la colitis ulcerosa:

 

Manifestaciones en la piel.

La colitis ulcerosa, una enfermedad inflamatoria crónica del intestino, puede presentar manifestaciones cutáneas en el curso de la enfermedad. Las más importantes son el eritema nodoso y el pioderma gangrenoso. El eritema nodoso se caracteriza por la aparición de nódulos subcutáneos, mientras que el pioderma gangrenoso es una afección cutánea grave que causa úlceras dolorosas, generalmente en las piernas.

 

Problemas articulares y musculares.

La colitis ulcerosa puede causar dolor e inflamación en las articulaciones, un síntoma conocido como artritis. La artritis puede ser periférica, afectando a las extremidades (brazos, piernas, codos, muñecas, rodillas, tobillos), o axial, causando dolor en la columna baja y en las articulaciones sacroilíacas. El dolor en las articulaciones suele darse durante los brotes de colitis ulcerosa y tiende a desaparecer en los períodos de remisión, cuando los demás síntomas están bajo control.

 

Complicaciones oculares.

Las complicaciones oculares son menos comunes en la colitis ulcerosa, pero pueden ocurrir. Estas pueden incluir uveítis (una inflamación del ojo), episcleritis (una inflamación de la capa blanca del ojo) y queratopatía periférica (una enfermedad de la córnea). Estas condiciones pueden causar enrojecimiento, dolor y visión borrosa. Es importante que los pacientes con colitis ulcerosa se sometan a exámenes oculares regulares para detectar y tratar estas complicaciones de manera temprana.

 

Impacto en el hígado y las vías biliares.

La colitis ulcerosa puede tener un impacto significativo en el hígado y las vías biliares. Algunos pacientes pueden desarrollar colangitis esclerosante primaria, una enfermedad que causa inflamación, cicatrización y destrucción de las vías biliares dentro y fuera del hígado. Todo ello puede llevar a la aparición de complicaciones graves, como por ejemplo cáncer de vías biliares o cirrosis hepática1,11.

IV. Diagnóstico y manejo de los riesgos y complicaciones.

 

Métodos diagnósticos utilizados para evaluar la enfermedad.

Las biopsias de tejidos son la única manera de diagnosticar con una certeza importante la colitis ulcerosa. Existen otros exámenes que pueden ayudar a descartar complicaciones u otras formas de la enfermedad inflamatoria intestinal, como la enfermedad de Crohn. Algunas de las pruebas y procedimientos que se pueden realizar incluyen análisis de sangre, estudios de heces, colonoscopia, sigmoidoscopia flexible, radiografías y tomografía computarizada.

 

Estrategias de tratamiento para prevenir y controlar las complicaciones.

El objetivo del tratamiento de la colitis ulcerosa es mantener controlados los síntomas, reducir la inflamación en el colon y prevenir las recaídas. La forma en que se lleve a cabo el tratamiento varía según la gravedad del brote en cuestión que sufra el enfermo, su respuesta al tratamiento y la extensión de la inflamación. Algunas opciones de tratamiento comunes incluyen fármacos de ácido 5- aminosalicílico (5-ASA), fármacos esteroides, inmunosupresores y fármacos biológicos.

 

Papel de la dieta y el estilo de vida en el manejo de la colitis ulcerosa.

La dieta y el estilo de vida de pacientes enfermos de colitis ulcerosa han demostrado su capacidad para reducir los brotes. Algunos pacientes pueden obtener un beneficio al modificar la dieta, como no ingerir alimentos que desencadenan síntomas o comer una dieta sin residuos. No obstante, es importante la colaboración de un dietista o médico especializado para lograr mantener una nutrición adecuada.

 

Importancia del seguimiento médico y la educación del paciente

Estos pacientes tienen un riesgo mucho más elevado que otros de desarrollar carcinoma colorrectal, que es la afección maligna más común. Dicho riesgo va aumentando de forma progresiva a partir de los diez años del diagnóstico de la colitis. Es por eso que el seguimiento de estos pacientes requiere un abordaje multidisciplinar e integral. Una enfermera experta en esta patología va a aportar beneficios elevados a los pacientes, como pueda ser la mejora de la adherencia terapéutica y el aumento de los conocimientos necesarios sobre la enfermedad en general, en pacientes y en sus familias8,12.

 

CONCLUSIÓN

La colitis ulcerosa es una enfermedad compleja que afecta el colon y el recto, causando inflamación crónica y diversos síntomas debilitantes. A lo largo de esta monografía, hemos explorado en detalle los riesgos asociados, las complicaciones intestinales y extraintestinales, así como los métodos de diagnóstico y manejo de esta afección.

Los factores de riesgo para desarrollar colitis ulcerosa, como la edad, la genética y los desencadenantes ambientales, nos han proporcionado una comprensión más profunda de quiénes podrían verse afectados por esta enfermedad. Además, hemos examinado los posibles desencadenantes de los brotes de la enfermedad, destacando la importancia de la dieta, el estrés y ciertos medicamentos en el control de los síntomas.

Las complicaciones intestinales, desde la inflamación crónica hasta la formación de úlceras y perforaciones, resaltan la gravedad de la colitis ulcerosa y su impacto en la calidad de vida de los pacientes. Asimismo, las complicaciones extraintestinales, como las manifestaciones cutáneas, los problemas articulares y musculares, y las complicaciones oculares, subrayan la naturaleza sistémica de esta enfermedad y la necesidad de un enfoque integral en su manejo. El diagnóstico temprano y preciso de la colitis ulcerosa es fundamental para un tratamiento efectivo y la prevención de complicaciones a largo plazo. Los métodos diagnósticos, que van desde pruebas de laboratorio hasta procedimientos endoscópicos, nos brindan herramientas importantes para evaluar la gravedad de la enfermedad y guiar el tratamiento adecuado.

En cuanto al tratamiento, se destaca la importancia de un enfoque multidisciplinario que incluya medicamentos para controlar la inflamación, cambios en la dieta y el estilo de vida, así como un seguimiento médico regular para monitorear la progresión de la enfermedad y prevenir complicaciones graves como el carcinoma colorrectal.

En resumen, esta monografía nos ha proporcionado una visión integral de la colitis ulcerosa, desde sus riesgos y complicaciones hasta los enfoques actuales en su diagnóstico y manejo. A través de una comprensión más profunda de esta enfermedad, podemos trabajar hacia mejores estrategias de tratamiento y mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados por esta condición debilitante.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. 1. Martínez AR, Rodríguez-Belvís MV, López VMN. Enfermedad inflamatoria intestinal: colitis ulcerosa y enfermedad inflamatoria intestinal no clasificada. Aeped.es. [Internet] [citado el 23 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/17_eii.pdf
  2. Silva F, Gatica T, Pavez C. ETIOLOGÍA Y FISIOPATOLOGÍA DE LA ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL. Rev Médica Clín Las Condes [Internet]. 2019;30(4):262–72. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.rmclc.2019.06.004
  3. Beltrán B, Sáez-González E, Mateos B, Moret I. Enfermedad inflamatoria del tracto intestinal. Colitis ulcerosa. Medicine [Internet]. 2020;13(11):591–602. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.med.2020.06.010
  4. 4. García-Huitrón JA, López-Zertuche D, Cambranis-López E, Baralt-Zamudio R, Ortega-Chavarría MJ. Colitis ulcerativa crónica idiopática: epidemiología, fisiopatología, diagnóstico, tratamiento y pronóstico. Med Int Mex [Internet]. 2023;39(2):288-300. Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/medintmex/mim-2023/mim232h.pdf
  5. Gros B, Kaplan GG. Ulcerative colitis in adults: A review. JAMA [Internet]. 2023 [citado el 23 de febrero de 2024];330(10):951. Disponible en: https://jamanetwork.com/journals/jama/article- abstract/2809412
  6. 6. Gomollón F, García-López S, Sicilia B, Gisbert JP, Hinojosa J. Guía clínica GETECCU del tratamiento de la colitis ulcerosa elaborada con la metodología GRADE. Gastroenterol Hepatol [Internet]. 2013;36(8): e1–47. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.gastrohep.2012.11.001
  7. Vela Sánchez A, Crespo Burillo MM, Roncales García A, Conget Dehesa AM, Rubio Valdevieso E, Miguel Delgado E. Colitis ulcerosa. Revisión monográfica. RSI – Revista Sanitaria de Investigación [Internet]. 2023 [citado el 23 de febrero de 2024]. Disponible en: https://revistasanitariadeinvestigacion.com/colitis-ulcerosa-revision-monografica/
  8. Fuxman C, Sicilia B, Linares ME, García-López S, González Sueyro R, González-Lamac Y, et al. Guía GADECCU 2022 para el tratamiento de la colitis ulcerosa. Adaptación y actualización de la Guía GETECCU 2020. Gastroenterol Hepatol [Internet]. 2023;46: S1–56. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.gastrohep.2023.01.009
  9. Saceda Corralo D. Complicaciones de la colitis ulcerosa [Internet]. Webconsultas.com. 2013 [citado el 23 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.webconsultas.com/salud-al- dia/colitis-ulcerosa/complicaciones-de-la-colitis-ulcerosa-10167
  10. 10. Ansari P. Obstrucción intestinal [Internet]. Manual MSD versión para profesionales. [citado el 23 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es-es/professional/trastornos-gastrointestinales/abdomen-agudo-y-gastroenterolog%C3%ADa-quir%C3%BArgica/obstrucci%C3%B3n-intestinal
  11. Domingo Herranza H, Soria Gilia X, Ribera Pibernata M. Manifestaciones cutáneas de la enfermedad inflamatoria del intestino. Elsevier [Internet]. 2006;21(6):295-305. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-piel-formacion-continuada-dermatologia-21-articulo-manifestaciones-cutaneas-enfermedad-inflamatoria-del- 13090362?code=NapiqX6R3VIK9jSHAeTY8Pnf2Z7gc1&newsletter=true
  12. Domingo Lizaga A, Orós Rodrigo M, Fuertes AB, Gines Gómez C, Ballarín Riazuelo M, Bailo Aysa A. Investigación RS. Plan de cuidados de enfermería a paciente con colitis ulcerosa. Caso clínico. RSI – Revista Sanitaria de Investigación [Internet]. 2023 [citado el 23 de febrero de 2024]. Disponible en: https://revistasanitariadeinvestigacion.com/plan-de-cuidados-de-enfermeria-a-paciente-con-colitis-ulcerosa-caso-clinico/

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos