Trastorno de ideas delirantes inducidas.

19 marzo 2024

AUTORES

  1. Ángela Garrido Ruiz. Enfermera. Hospital de Día en Hospital San Juan de Dios. Zaragoza.
  2. Victoria Monterde Legido. Enfermera. CEIP – Vadorrey Les Allées. Zaragoza.
  3. Alejandra Pérez Tesa. Enfermera. Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza.
  4. Sara Gil Jiménez. Enfermera. Oncología en Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  5. Sara Moreno Alhambra. Enfermera. Medicina Interna en Hospital Royo Villanova. Zaragoza.
  6. Julia Garcés Lázaro. Enfermera. Cardiología en Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.

 

RESUMEN

El trastorno de ideas delirante inducidas o trastorno psicótico compartido según la clasificación, es un trastorno mental poco común; caracterizado por presentarse en dos o más sujetos, los cuales mantienen una profunda relación emocional. Uno de los individuos sufre realmente una enfermedad mental, se le conocerá como el sujeto dominante debido a la inducción de síntomas psicóticos que realizará sobre el otro sujeto, el inducido.

PALABRAS CLAVE

Psicosis, ideas inducidas, dependencia, relación.

ABSTRACT

Induced delusional disorder or shared delusional disorder depending on its classification, is a rare mental disorder characterized by presenting itself in one or more subjects which share a deep emotional relation. One of the individuals truly suffers from mental disorder, from now on the dominant subject due to their role in inducing psychotic symptoms onto the induced subject.

KEY WORDS

Psychosis, induced ideas, dependence, relationship.

DESARROLLO DEL TEMA

Los trastornos de ideas delirantes son un grupo de trastornos psicóticos caracterizados por la presencia persistente de un exclusivo tema o grupo de ideas delirantes relacionadas entres sí; esta variedad de trastornos no puede clasificarse como orgánicos, esquizofrénicos o afectivos, debido a la gran diversidad de factores que pueden influir en su aparición; aunque muchos casos presentan en común alucinaciones auditivas, táctiles u olfativas. La etapa de aparición es muy variable puede darse tanto en jóvenes como en personas de edad más avanzada, pero puede manifestarse también en momentos significativos de la vida del individuo. Estas personas inicialmente resultan funcionales y sin aparentes comportamientos extraños, pero según el transcurso de su enfermedad sus ideas delirantes pueden intensificarse.

La variedad de los distintos trastornos de ideas delirantes es muy amplia, pero en este caso nos centraremos en el trastorno de ideas delirantes inducidas1.

El trastorno de ideas delirantes inducidas según el CIE 10 o el trastorno psicótico compartido según el DSM IV, es un trastorno que se presenta con poca frecuencia; se caracteriza por su influencia en dos o más personas, las cuales mantienen una estrecha relación, y en la mayoría de los casos resultan ser familiares que se encuentran aislados de la sociedad debido a motivos culturales, de raza o factores geográficos, y además mantienen una escasa relación con otras personas2.

Según la propuesta de Alexander Gralnick en 1942 existen varias clasificaciones para la denominación de trastorno psicótico compartido; encontramos el de tipo folie imposée, que quiere decir “locura impuesta” en el que únicamente uno de los afectados presenta realmente un trastorno psicótico, habitualmente una esquizofrenia; este será el individuo dominante e inducirá sus ideas al resto de los individuos no psicóticos que serán los inducidos; por otro lado encontramos el folie simultanée, que significa “locura simultánea”, en esta clasificación todos los implicados padecen de psicosis y se influencian los unos a los otros con sus ideas, llegando a convertirse en idénticas o muy semejantes; folie communiquée, la locura comunicada, considerada como la verdadera locura inducida, se caracteriza por la inducción de la psicosis por parte de la persona enferma en resto de los individuos, los cuales después de un largo periodo de tiempo si son separados desarrollaran independientemente sus ideas delirantes; y por último la locura inducida o folie induite, en este caso un persona que ya padecía de psicosis incorpora nuevas ideas delirantes a partir de la inducción de otro enfermo psicótico3.

Las ideas delirantes en ambas partes del trastorno son crónicas y pueden ser de diferentes naturalezas, se transmiten en circunstancias poco frecuentes y cuando los individuos se separan las ideas delirantes tienden a perder parte de su intensidad, excepto en la locura comunicada que como he descrito anteriormente las ideas continúan desarrollándose aun habiendo sido distanciados1.

En la mayoría de los casos, la enfermedad se da en miembros de una única familia siendo dos hermanas la situación más habitual, seguidamente serán madre e hijo, padre e hijo, esposa y esposo; siendo lo menos frecuente las parejas de amigos.

Algunos de los factores comunes de identificación del trastorno de ideas delirantes inducidas son; personas que mantiene una relación estable y de larga duración, que apenas muestran tener vida social con otras personas y normalmente son relaciones muy dependientes por lo que asumir las ideas de la otra persona es una forma de sometimiento y manera de empatizar con la otra persona. También otros síntomas manifestados en los enfermos de este trastorno son patrones dominantes y sumisos, aislamiento notable y alucinaciones de distintos tipos3.

 

CONCLUSIONES

El trastorno de ideas delirantes inducidas es un trastorno que sigue causando curiosidad en el mundo de la psiquiatría, debido a que una persona no puede ser clasificada como delirante si sus ideas son comúnmente aceptadas por algunos miembros de su cultura; cuando estas creencias falsas acaban siendo aceptadas por más personas, dejan de etiquetarse como delirantes para considerarse una histeria colectiva2.

La causa de esta enfermedad puede deberse al resultado de una interdependencia entre personas de gran cercanía que quieren preservar su relación; para ello necesitan satisfacer una serie de requisitos; el individuo dominante cree que debe ser capaz de someter al individuo sumiso, el cual le corresponderá con el fin de mantener un contacto humano y no quedar aislado; para ello el inductor recurrirá a los delirios como único vínculo y vía de comunicación, para el inducido estas ideas se convertirán en un compromiso y manera de incrementar su relación dependiente1.

El diagnóstico del trastorno es más bien escaso, debido a que este tipo de personas generalmente se rehúsan de acudir al médico y sobre todo al psiquiatra; pero las que lo hacen, gracias a los tratamientos, obtienen un pronóstico bastante positivo y la parte sometida vuelve a la racionalidad. Los tratamientos generalmente suelen consistir en la simple separación de ambos individuos con el fin de conseguir que abandonen el sistema delirante. Sin embargo, los individuos dominantes tienden a regresar a la misma situación, y por lo tanto deben ser sometidos a otro tipo de tratamientos como terapias familiares, actividades, ayuda en intereses personales, etc.1.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Maria Herrera Giménez, Carmen Llor Moreno. Delirio compartido o folie a deux. Shared psychotic disorder or folie à deux. Norte de salud mental, 2016, vol. XIII, nº 54.
  2. Rodríguez Torres C, Hernández Yasno M. A, Rangel Morales M. C, Martínez Gutiérrez Á. M, , Valero Varela Y. Trastorno psicótico compartido: a propósito de un caso entre dos hermanas. Revista Colombiana de Psiquiatría [Internet]. 2012;41(2):444-455. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=80624462009
  3. Francisco De Pedro Melgarejo. Un abordaje psicosocial de la Folie à deux
    Instituto Psiquiátrico Servicios de Salud Mental José Germain (Leganés). Fecha Publicación: 26/04/2018. Disponible en: https://psiquiatria.com/bibliopsiquis/un-abordaje-psicosocial-de-la-folie-a-deux

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos