Revisión sistemática sobre la dismenorrea

10 mayo 2024

AUTORES

  1. Rebeca Gonzalvo Bastardo. (Graduada en Enfermería), Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  2. Vanessa Val Díaz. (Graduada en Enfermería) Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  3. Ana Belén Araiz. Marín. (Graduada en Enfermería) Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  4. Luna Oliva Lafarga. (Graduada en Enfermería) Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  5. Verónica Faura Cruz. (Graduada en Enfermería) Enfermera C.S. Épila, Zaragoza, España.
  6. Isabel Colás Elvira. (Diplomada en Enfermería), Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.

 

RESUMEN

La dismenorrea es el dolor abdominal o pélvico intenso que aparece a consecuencia de la menstruación. Se puede dividir en primaria y secundaria. La dismenorrea primaria no está asociada a ninguna patología ginecológica, en cambio, la dismenorrea secundaría suele estar asociada a alguna patología, entre las que destacan endometriosis o miomas uterinos.

Es un problema de salud que afecta a un gran porcentaje de mujeres en edad fértil e incluso puede invalidar a la persona hasta varios días. Su etiología no está clara, pero se sabe que las prostaglandinas tienen un papel fundamental para que se desarrolle la dismenorrea.

Entre los diferentes tratamientos tenemos el farmacológico, quirúrgico y tratamiento alternativos como es el ejercicio físico moderado, dieta rica en frutas y verduras y buen descanso.

PALABRAS CLAVE

Dismenorrea, menstruación, terapéutica, ejercicio físico, ginecología.

ABSTRACT

Dysmenorrhea is the intense abdominal or pelvic pain that occurs as a result of menstruation. It can be divided into primary and secondary dysmenorrhea. Primary dysmenorrhea is not associated with any gynecological pathology; however, secondary dysmenorrhea is usually associated with conditions such as endometriosis or uterine fibroids.

It is a health problem that affects a large percentage of women of reproductive age and can even incapacitate the individual for several days. Its etiology is not clear, but it is known that prostaglandins play a fundamental role in the development of dysmenorrhea.

Among the different treatments, we have pharmacological, surgical, and alternative treatments such as moderate physical exercise, a diet rich in fruits and vegetables, and adequate rest.

KEY WORDS

Dysmenorrhea, menstruation, therapeutics, exercise, gynecology.

INTRODUCCIÓN

El término “dismenorrea” fue introducido por Hipócrates, quién lo asoció a una obstrucción del cuello uterino. Actualmente se define como el dolor abdominal o pélvico intenso que aparece a consecuencia de la menstruación1.

Es el problema ginecológico más común, afecta cerca de 40 millones de mujeres2,3. Puede incapacitar durante varios días y producir un impacto negativo en su vida1. La podemos dividir en dos categorías; primaria y secundaria4.

La dismenorrea primaria es el dolor que se presenta en la parte baja de la espalda y cara anterior del muslo, el cual no está asociado a ninguna patología pélvica, se suele iniciar pocos meses después de la menarca, suele iniciar con el flujo menstrual y dura de 48 a 72 horas4. Suele desaparecer con la edad y tras haber gestado1.

Todavía no se ha encontrado una etiología convincente sobre este problema de salud. Aun así, hay que destacar las prostaglandinas, ya que tienen un papel muy importante, son las responsables de la contracción e isquemia del útero, además de sensibilizar las terminaciones nerviosas de la zona1.

Algunos autores se inclinan a favor de ciertos aspectos psicológicos, hay estudios que enfatizan el papel de la personalidad, habiendo relación positiva entre la intensidad de los síntomas y la predisposición al sentimiento de culpa, el miedo y alteraciones emocionales1.

La dismenorrea secundaria siempre va asociada a una patología pélvica subyacente como puede ser endometriosis, miomas, entre otros. Se inicia en cualquier momento después de la menarca y generalmente suelen estar presentes otros síntomas ginecológicos como dispareunia, sangrado poscoito, estreilidad y menorragia4.

Entre los factores de riesgo encontramos la edad, menarquia temprana, alteraciones psicológicas, flujo menstrual anormal y prolongado y el índice de masa corporal bajo. Respecto a los estilos de vida hay que destacar; el tabaquismo, infecciones pélvicas, y antecedente de abuso sexual2,4. En cambio, los factores considerados protectores son una mayor paridad, una relación de pareja estable, ejercicio físico y el uso de anticonceptivos orales4.

Para su diagnóstico, se realizará una exploración física para descartar posibles patologías pelvianas o factores anatómicos involucrados5. También, se rellenará una historia clínica donde se obtendrá una anamnesis menstrual con descripción detallada sobre el inicio, localización, duración y características del dolor, además de los factores que agravan o alivian el dolor y actividad sexual4, 5.

Respecto al tratamiento, es importante conocer el factor desencadenante para tratarlo. Se divide en tres bloques; farmacológico, quirúrgico y tratamientos alternativos2.

Dentro de la farmacología hay que destacar los AINES4. En casos severos, se puede combinar estos con los anticonceptivos orales con baja dosis de estrógenos y progestágenos u otras terapias hormonales. En la dismenorrea primaria la terapia de primera elección son los AINES, en cambio en la secundaria se suelen complementar con los anticonceptivos5.

Dentro de tratamientos alternativos encontramos la actividad física que aumenta los niveles de endorfinas cerebrales, reduciendo los niveles de cortisol aumentando así el umbral del dolor y mejorando la irrigación a nivel de pelvis. En algunos estudios se someten a mujeres a rutinas de ejercicio y logran disminuir el consumo de fármacos, la intensidad del dolor y el volumen de sangrado2. Es importante tener una correcta higiene del sueño y aplicar calor local en el momento del dolor5.

También es importante evitar hidratos de carbono refinados, sodio, tabaco y bebidas estimulantes como el alcohol y el café. Está indicada una dieta baja en grasas, consumo de líquidos, frutas y verduras5.

En países orientales la medicina complementaria se encuentra más desarrollada6. Otras terapias que pueden ser de ayuda son la medicina china, acupresión, acupuntura, quiropraxis o yoga, aunque no hay suficiente evidencia científica5,6.

Respecto a la información de las plantas medicinales es muy reducida. Aunque se sabe que son utilizadas para reducir el nivel de prostaglandinas, medir el óxido nítrico, aumentar los niveles de beta-endorfina, bloquea el canal del calcio y mejora el flujo circulatorio uterino6.

 

OBJETIVO

Proporcionar información actualizada sobre la dismenorrea, su etiología, diagnóstico y tratamiento. Además de visibilizar un problema de salud que afecta a tantas mujeres en el mundo.

METODOLOGÍA

Se realiza una búsqueda de artículos científicos en las siguientes bases de datos; ScienceDirect, Google Académico y Dialnet.

Para la búsqueda, se han seleccionado artículos publicados en los últimos 10 años. Además, se han utilizado artículos sólo en español, haciendo uso de booleanos como “AND y “NOT” y usando las siguientes palabras clave: “dolor menstrual”, “dismenorrea”, “enfermedades ginecológicas” “tratamiento”, “diagnóstico”, “prevención” y “factores de riesgo”.

RESULTADOS

Tras la lectura de los diferentes artículos científicos, todos coinciden en que apenas hay investigación sobre la etiología de la dismenorrea, aunque se ha demostrado que algunas hormonas podrían estar relacionadas.

Argumentan que sí que hay relación en la disminución del dolor con una vida saludable como es hacer deporte de forma regular, consumo de frutas y verduras y la disminución de grasas y un buen descanso nocturno.

Además, en algunos artículos hablan sobre terapias alternativas como la terapia china, acupuntura o yoga, pero apenas hay investigación que demuestre que sean beneficiosas para la dismenorrea.

CONCLUSIÓN

La dismenorrea supone un problema de salud a nivel mundial por lo que es necesario visibilizar en la población y educarles para que aprendan hábitos saludables y evitar estilos de vida de riesgo.

Muchas mujeres normalizan vivir con este problema de salud, por ello sería recomendable evitar la automedicación. Se demuestra que mujeres diagnosticadas de dismenorrea consumen más recursos en salud que las que no lo padecen, produciendo un mayor número de consultas ambulatorias, razón importante por la que debe de ser considerado un problema de salud importante4.

Los tratamientos alternativos como el ejercicio físico y una buena alimentación pueden ser muy interesantes para reducir el dolor ya que apenas tienen efectos secundarios.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. García Arroyo JM. Aspectos subjetivos de la mujer con dismenorrea primaria. Rev Chil Obstet Ginecol [Internet]. 2017 [citado el 14 de marzo de 2024];82(3):271–9. Disponible en https://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-75262017000300271&lang=es
  2. Bustos Á. R, Arriagada C. V, Briceño Q. K, Matamala C. Y, Pozo L. P, Merino A. F, et al. Influencia de la Actividad Física en la Sintomatología del Síndrome Premenstrual en universitarias. Rev Chil Obstet Ginecol [Internet]. 2018 [citado el 14 de marzo de 2024];83(1):45–51. Disponible en: https://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-75262018000100045&lang=es
  3. Ginecología y Obstetricia de México. Vol. 89. Nieto Editores; 2021. Disponible en: https://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0300- 90412021000500373&lang=es
  4. Morgan-Ortíz F, Morgan-Ruiz FV, Báez-Barraza J, Quevedo-Castro E. Dismenorrea: una revisión [Internet]. Edu.mx. [citado el 14 de marzo de 2024]. Disponible en: https://hospital.uas.edu.mx/revmeduas/pdf/v5/n1/dismenorrea.pdf
  5. Aguilar-Aguilar E. Menstrual disorders: what we know about dietary-nutritional therapy. Nutr Hosp [Internet]. 2020 [citado el 14 de marzo de 2024];37(SPE2):52–6. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112020000600012&lang=es
  6. Díaz-Vélez C, Vargas-Tineo OW, Segura-Muñoz DM, Calderón-Rodríguez KV, Apolaya-Segura M, Carhuapoma-Yance M. Características del uso de tratamiento alternativo y complementario en dismenorrea en mujeres en edad fértil. Rev Cuerpo Med HNAAA [Internet]. 2021 [citado el 14 de marzo de 2024];14(4):506–9. Disponible en: http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2227-47312021000500014&lang=es

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos