Síntomas nasales post COVID-19 y calidad de vida en el personal médico en un hospital de segundo nivel.

5 enero 2024

AUTORES

  1. Omar Bermúdez Huerta. Residente de Medicina Familiar, Unidad de Medicina Familiar 01, Orizaba, Veracruz, México, Instituto Mexicano del Seguro Social.
  2. Arturo Ruiz Jurado. Médico Especialista en Medicina Familiar en la Unidad de Medicina Familiar 1, Orizaba, Ver.
  3. Dra. Diana Isabel Díaz Díaz. Médico Especialista en Medicina Familiar en la Unidad de Medicina Familiar 1, Orizaba, Ver.

 

RESUMEN

Introducción: El COVID-19 es una de las enfermedades de nueva aparición en el mundo, el personal médico es un grupo de profesionales los cuales se encuentran en contacto con un gran número de estos pacientes, no se ha estudiado en su totalidad, los síntomas nasales post COVID. Se tiene registro de 273,113 casos de COVID-19 en el personal médico en México, de los cuales se han presentado 4,371 defunciones confirmadas.

Objetivo general: Determinar la asociación entre los síntomas nasales post COVID-19 y la calidad de vida en el personal médico en un hospital de segundo nivel.

Material y métodos: Estudio observacional, transversal, analítico y retrospectivo en el Hospital General Regional de Orizaba de julio a agosto del 2022; en el cual participaron 219 trabajadores de este hospital. Las variables cualitativas se representaron mediante frecuencias y porcentajes, las cuantitativas con medidas de tendencia central, para establecer la asociación entre los síntomas nasales y la calidad de vida, se utilizó la prueba estadística X2.

Resultados: De los 219 médicos encuestados el 74% mostro una afectación moderada en su calidad de vida, siendo el sexo masculino el de mayor frecuencia con 51% y los síntomas nasales más frecuentes fueron la anosmia y obstrucción nasal con un 62% y 58%. Al realizar la asociación entre los síntomas nasales y calidad de vida se encontró una p= 0.00.

Conclusión: Los resultados de esta investigación sostienen la idea establecida en la hipótesis alterna la cual menciona que existe asociación entre los síntomas nasales post COVID-19 y la calidad de vida en el personal médico en un hospital de segundo nivel.

PALABRAS CLAVE

Síntomas nasales post-COVID-19, personal médico, calidad de vida y SNOT-22.

ABSTRACT

Introduction: COVID-19 is one of the newly emerging diseases in the world. Medical personnel are a group of professionals who are in contact with a large number of these patients. The symptoms have not been fully studied. post-COVID nasals. There are 273,113 cases of COVID-19 among medical personnel in Mexico, of which 4,371 confirmed deaths have occurred.

General objective: Determine the association between post-COVID-19 nasal symptoms and quality of life in medical staff in a second-level hospital.

Material and methods: Observational, cross-sectional, analytical and retrospective study at the Regional General Hospital of Orizaba from July to August 2022; in which 219 workers from this hospital participated. The qualitative variables were represented by frequencies and percentages, the quantitative variables by measures of central tendency, to establish the association between nasal symptoms and quality of life, the X2 statistical test was used.

Results: Of the 219 doctors surveyed, 74% showed a moderate impact on their quality of life, with males being the most frequent with 51% and the most frequent nasal symptoms were anosmia and nasal obstruction with 62% and 58%. . When making the association between nasal symptoms and quality of life, p= 0.00 was found.

Conclusion: The results of this research support the idea established in the alternative hypothesis which mentions that there is an association between post-COVID-19 nasal symptoms and quality of life in medical personnel in a second level hospital.

KEY WORDS

Post-COVID-19 nasal symptoms, medical personnel, quality of life and SNOT-22.

INTRODUCCIÓN

El COVID-19 es una enfermedad infecciosa causada por el coronavirus (SARS-Cov2). La Organización mundial de la salud (OMS) en el 2020 caracterizó al COVID 19 como una pandemia debido al rápido aumento en el número de casos presentados en el mundo1,2.

Los síntomas más comunes de la infección por SARS-Cov2 son: fiebre, tos, fatiga, falta de aire y dolor muscular. Algunos pacientes pueden presentar producción de esputo, rinorrea, opresión torácica, dolor de garganta, náuseas, vómitos, diarrea, cefalea, ageusia y anosmia unos días precios a la aparición de fiebre, lo que sugiere que la fiebre es fundamental pero no es el único síntoma inicial de la infección por el virus. Algunos pacientes solo llegan a presentar un síntoma o incluso ninguno de los síntomas anteriores, por lo cual la ausencia de los síntomas no es un indicador de no ser portador del virus3.

Las secreciones nasales protegen el epitelio de las vías respiratorias contra los efectos nocivos del entorno exterior y mantienen la fisiología normal, manteniendo la humedad de la mucosa. Los hallazgos otorrinolaringológicos se observan con frecuencia en pacientes con infección por COVID-19, al igual que los hallazgos rinológicos como la disfunción olfativa, la rinorrea y la congestión nasal4.

Alrededor del 80% de las infecciones por el virus en pacientes ambulatorios se manifiestan como una enfermedad respiratoria leve, alrededor del 15% necesitan atención hospitalaria por una neumonía de moderada a grave. Entre los pacientes hospitalizados, el tiempo medio transcurrido desde los síntomas iniciales hasta la aparición de la disnea es de cinco días, la mediana del tiempo de hospitalización es de 5 días. Del 3-29% pueden requerir el ingreso en una unidad de cuidados intensivos, para el tratamiento de complicaciones, lo que incluye la insuficiencia respiratoria hipoxémica o la hipotensión. La tasa de mortalidad global se encuentra en 3.8%5.

Se ha demostrado que el periodo de inicio de los síntomas del virus en muestras respiratorias va de 2 a 3 semanas desde el inicio de los síntomas, sin embargo, puede llegar hasta los 83 días desde el inicio de los síntomas6.

Estudios descriptivos realizados durante la primera ola en el 2020 mostraron que por lo menos de un 10-20% de las personas no se habían recuperado por completo a las tres semanas post infección. Se desconoce cuánto tiempo puede durar el periodo de convalecencia y las causas de las diferentes secuelas entre individuos. Sin embargo, esa no es la única característica del COVID-19, ya que existen diferentes enfermedades víricas, las cuales pueden provocar síntomas crónicos o persistentes7.

La patología olfatoria es una afección que se presenta muy común en la población general, la cual puede ser cuantitativa (anosmia/hiposmia) o cualitativa (parosmia/fantosmia). La afección cuantitativa afecta entre 3%-20% de la población mundial, principalmente en el adulto mayor, hasta llegar al 50% en mayores de 65 años y más del 80% en mayores de 80, lo cual puede llegar a afectar el área de interacción sociable, higiene, alimentación y sensación de bienestar8.

El trastorno del olfato puede ocurrir en diferentes etapas de la enfermedad: antes, durante o después de que la sensación alterada reportada por el paciente; existen diferentes teorías para poder dar una explicación a ambos trastornos: una de ellas explica que cepas del virus generan una invasión en el sistema nervioso central, principalmente sobre el neuroepitelio olfatorio con extensión al bulbo olfatorio; asimismo, las células del epitelio olfatorio son las células que más expresa receptores para el SARS-CoV2 a lo largo del trayecto de la vía respiratoria, al igual como una probable obstrucción de la hendidura olfatoria9,10

En un estudio multicéntrico europeo, en el cual se incluyó 417 pacientes con COVID-19 leve y moderado, se presentaron alteraciones en olfato en el 85.6% de los cuales: 79.6% tenían anosmia, 32.4% disosmia, 20.4% hiposmia y fantosmia 12.6%., en cuanto al tiempo de aparición de estos síntomas: 11.8% se presentaron antes y el 65% durante o después del inicio de los demás síntomas11,12.

La disfunción olfatoria es uno de los síntomas más prevalentes, la cual puede variar de acuerdo con el entorno clínico de los pacientes. De acuerdo a un estudio realizado en Bélgica y Francia donde se realizó un seguimiento a 6 meses de pacientes positivos a COVID-19 de diferente magnitud donde utilizaron la test Sniffin-Sticks, al igual ocuparon el Test Sino-Nasal-Outcome- Test (SNOT-22), en la cual los síntomas más prevalentes fueron astenia, cefalea y rinorrea, pérdida del olfato 81%, alteraciones en la percepción del sentido del gusto del 55%, disfunción en la percepción de los aromas, al presentar anosmia cacosmia y fantosmia. Se observaron puntuaciones de SNOT-22 más altas en los pacientes con infección por COVID-19 que en los controles13.

La anosmia/hiposmia puede estar presente por la presencia de distintas patologías de base, la cuales son: rinosinusales, trastornos postinfecciosos como: rinovirus, parainfluenza, Epstein-Barr y trastornos post traumáticos, menos común por enfermedades neurodegenerativas, causas congénitas, idiopáticas, las cuales, por una reacción inflamatoria de la mucosa nasal, provocan alteraciones olfatorias, sin embargo, sus características difieren de la presentación vista en el COVID-19. En esta se presenta de manera brusca, sin la presencia de rinorrea y obstrucción nasal, es de grado variable, en una porción los pacientes refieren pérdida total del olfato14.

Se ha reportado la presencia de alteraciones del olfato durante la infección con SARS CoV-2. Los servicios de otorrinolaringología han descrito un aumento en el número de consultas por alteraciones olfativas post infección por COVID-19. Se han propuesto dos posibles mecanismos los cuales podrían causar la alteración del olfato. Podría ser causada por una obstrucción inflamatoria de las hendiduras olfatorias como causa conductiva, o una anosmia postviral con alteración del neuroepitelio olfatorio como principal causa sensorio neural14.

El test SNOT- 22, el cual fue creado por Jay Piccirillo en 1998 es un instrumento auto aplicable el cual evalúa la sintomatología naso sinusal, contemplados al individuo de forma integral, con repercusiones físicas, funcionales y emocionales que le genera la enfermedad, evalúa calidad de vida de los pacientes. Este instrumento ha sido valorado en diferentes estudios y es el más recomendado para valorar afectaciones naso sinusales15,16.

El personal de la salud, es el responsable de brindar de manera directa los tratamientos, cuidados, apoyos y servicios a todo tipo de pacientes, en esta pandemia se ha vuelto pieza clave para la atención de los pacientes que presenten afectación por el COVID-19 en todos los niveles. Este grupo de trabajadores se encuentra integrado por médicos, enfermeras, así como camilleros, fisioterapeutas, profesionales de laboratorio, incluyendo manipuladores de residuos médicos. Este personal antes descrito se encuentra en contacto directo con los pacientes infectados por el virus y ellos deben de trabajar en contacto con materiales potencialmente infecciosos, por lo que se encuentran en un gran riesgo de exposición al virus17,18.

De acuerdo al informe presentado por la secretaría de salud de México se tiene un acumulo de 273,113 casos de COVID-19 en el personal de salud, de los cuales los que mayor tasa de contagio son el personal de enfermería con el 39%, otros trabajadores de la salud: 31.6%, médicos 25.4%, laboratoristas: 2.2%, dentistas 1.8%. La mediana de edad en los casos es de 37 años, el grupo de edad más afectado es el de 30-34 años, el personal presentaba las siguientes comorbilidades: obesidad 14.75%, hipertensión: 10.87%, diabetes: 6.82%. Se han presentado: 4,371 defunciones confirmadas y el 68% de las defunciones registradas corresponden a hombres19,20.

OBJETIVOS

Objetivo general:

Determinar la asociación entre los síntomas nasales post COVID-19 y la calidad de vida en el personal médico en un hospital de segundo nivel.

Objetivos específicos:

  • Identifica sexo y edad de los pacientes con síntomas nasales post COVID-19.
  • Clasificar la categoría del médico (médico becario de pregrado, médico becario de postgrado, médico eventual y médico adscrito)
  • Conocer la frecuencia de síntomas nasales.
  • Categorizar la intensidad y durabilidad de los síntomas nasales post COVID-19 (rinorrea, estornudos, obstrucción nasal, prurito, anosmia/hiposmia o parosmia/fantosmia).
  • Estadificar la gravedad del COVID-19 (leve, moderado o severo)
  • Catalogar el grado de afectación en la calidad de vida de los pacientes.
  • Asociar la calidad de vida y los síntomas nasales post COVID-19.

 

MATERIAL Y MÉTODO

  • Diseño del estudio:

Tipo observacional, transversal, analítico y retrospectivo.

 

  • Universo de trabajo:

Personal médico del Hospital General Regional de Orizaba.

 

  • Población de estudio:

Personal médico de base, eventual y becario adscritos al Hospital General Regional de Orizaba, que hayan cursado con COVID-19 leve, moderado o severo.

 

  • Tipo de muestra:

Muestreo aleatorio sistemático.

 

  • Lugar donde se desarrollará el estudio.

Hospital General Regional de Orizaba.

 

  • Periodo de estudio.

De julio a agosto del 2022.

 

Análisis estadístico.

Una vez recolectada la información se concentró en una base de datos en Excel, para llevar a cabo el análisis de los datos se utilizó estadística descriptiva, las variables cualitativas se representaron mediante frecuencias y porcentajes, las cuantitativas con medidas de tendencia central, para establecer la asociación entre los síntomas nasales(anosmia y obstrucción nasal) y la calidad de vida, se utilizó la prueba estadística X2 estableciéndose un valor de p<0.05 como estadísticamente significativo para lo cual se utilizó el programa SPSS versión 24.

 

RESULTADOS

En relación con el sexo de los pacientes encuestados 109 (49%) fueron del sexo femenino y 110 (51%) masculinos, la mayoría de los encuestados eran del sexo masculino con poca diferencia.

En cuanto a la edad de los pacientes encuestados 114 (52%) se encontraban en el rango entre 22-30 años, 89 (40%) entre 30-40 años, 14 (7%) entre 40-50 años y 2 (1%) de más de 50 años, la mayoría de los encuestados se encontraban en el rango de los 22-30 años.En cuanto al tipo de contratación de los encuestados se observó que 45 (20%) fueron becarios de pregrado, 92(42%) becario de postgrado, 30(14%) médicos eventuales, 52(24%) médicos adscritos.

De acuerdo con la frecuencia de síntomas nasales se observó que 212(97%) si presentó síntomas nasales, mientras que 7(3%) no presentó síntomas nasales, (ver Gráfica 1).

Mientras tanto para la duración de anosmia en los encuestados: 48 (22%) no la presentaron, 137 (62%) la presentaron durante 1 mes, 30 (13%) la presentaron durante 2 meses, 3 (2%) la presentaron durante 3 meses y 1 (1%) la presentaron por más de 4 meses.

Con relación con la duración de hiposmia en los encuestados 75 (34%) no la presentó, 124 (57%) la presentaron durante 1 mes, 16 (7%) la presentaron durante 2 meses, 2(1.6%) la presentaron durante 3 meses y 1(0.4%) la presentaron durante más de 4 meses.

Con respecto a la duración de la parosmia 168 pacientes (76.7%) no la presentaron, 47 (21.4%) la presentaron durante 1 mes, 3(1.3%) la presentaron durante 2 meses, 0 (0%) no la presentó por 3 meses y 1 (0.6%) la presentaron durante 4 meses.

Por otra parte, la duración de fantosmia 204 (93%) pacientes no la presentaron, 13 (6%) la presentaron durante 1 mes, 1 (0.5%) la presentaron durante 2 meses, 0 por 3 meses, 1 (0.5%) la presentaron durante 4 meses.

Con relación a la frecuencia de la rinorrea al día en los encuestados cuantificada por la utilización de pañuelos: 33(15.90%) no lo presentaron, 136 (62.10%) utilizaron de 1-5 pañuelos, 50(22%) utilizaron 5-10 pañuelos diarios y 0 utilizaron >10 pañuelos.

Respecto a la frecuencia por día de los estornudos que presentaron al día los encuestados: 23(10.5%) no lo presentaron, 142(64.8%) de 1-3 veces, 44 (20%) de 3-6 veces y 10(4.7%) más de 7 veces.

En lo que respecta a la duración de la obstrucción nasal en horas al dia en los pacientes encuestados: 68(31%) lo presentaron de 1-2 hr, 127(58%) de 3-5 hr, 22 (10%) de 6-7 hr, 2(1%) más de 8 hr.

Con relación a la frecuencia de prurito nasal al día: 24(11%) no lo presento, 166 (75.5%) de 1-3 veces al día, 28 (12.7%) de 3-6 veces al día y 1(0.8%) más de 7 veces al día.

De acuerdo con los resultados obtenidos con respecto a la gravedad de los síntomas de COVID-19: 177 (81%) presentaron síntomas leves, 39(18%) síntomas moderados, 3(1%) síntomas severos (ver Gráfica 2).

Por otra parte, en cuanto a la calidad de vida de los pacientes encuestados: 7(3%) no presentaron afectación, 37(17%) con leve afectación, 162(74%) moderada afectación y 13(6%) con afectación severa (ver Gráfica 3).

En cuanto a la asociación entre la presencia de síntomas nasales y el grado de afectación de los pacientes encuestados, se obtuvo una p= 0.00 demostrando que existe asociación, como se observa en la tabla 1.

 

DISCUSIÓN

Se observó predominio en personas del sexo masculino en la población estudiada, similar a lo referido en el trabajo realizado por Alrusayyis y colaboradores (2022) en Arabia Saudita, sobre patrones de manifestaciones otorrinolaringológicas del Covid-19 donde describieron el patrón y la gravedad de los síntomas otorrinolaringológicos en 443 pacientes. En cuanto a la edad de los participantes en nuestro estudio se observó que la mayoría de los encuestados se encontraban entre la edad de 22-30 años a diferencia del mismo estudio realizado por Alrusayyis D, donde la edad promedio fue de 30-39 años21.

Por otra parte, encontramos que la anosmia y la obstrucción nasal fueron los síntomas más predominantes en pacientes post COVID-19, resultados similares fueron reportados por Lechien y su grupo en múltiples países de Europa, en su investigación titulada: Disfunciones olfativas y gustativas como presentación clínica de formas leves a moderadas de la enfermedad por coronavirus (COVID-19): un estudio europeo multicéntrico en el año 2020 en donde incluyeron a 417 pacientes con COVID-19 leve o moderado, reportaron que 85.6% de los pacientes presentaron disfunciones olfatorias (obstrucción nasal y anosmia)22.

En cuanto a la hiposmia en este estudio se observó que el 57% lo presentó durante 1 mes a diferencia a lo referido en el estudio realizado por J.R. Lechien y colaboradores en de nombre: Disfunciones olfativas y gustativas como presentación clínica de formas leves a moderadas de la enfermedad por coronavirus (COVID-19): un estudio europeo multicéntrico, en donde participaron 417 paciente de los cuales el 20% presentó hiposmia22.

En este estudio se observó que el 21% presentó parosmia durante 1 mes a diferencia del estudio realizado por Kopishinskaia y colaboradores de nombre “Características clínicas en pacientes rusos con Parosmia/fantosmia asociada a COVID en donde participaron 187 pacientes en donde se observó que el 89% presentó parosmia a largo plazo23.

En cuanto a la rinorrea en este estudio se observó en el 62% de los participantes la presentaron a diferencia del estudio realizado en Cuba en el 2021 de nombre: “Prevalencia de síntomas otorrinolaringológicos en pacientes positivos a la COVID-19” en donde participaron 114 pacientes donde se observó que el 74% de los pacientes presentaron rinorrea24.

En lo referente a la presencia de estornudos post COVID 19 en este estudio se observó en el 65% de los participaron lo presentaron a diferencia de lo reportado en el estudio realizado en Inglaterra por Anuradhaa Subramanian y colaboradores de nombre: “Síntomas y factores de riesgo de COVID prolongado en adultos no hospitalizados” en donde participaron 486,149 en donde el 2.77 % lo presento25.

De acuerdo a la gravedad de los síntomas en las encuestas realizadas en este trabajo se observó que la mayoría de los encuestados 81% presentaron síntomas leves, similar a lo observado en el estudio realizado en el 2021 por Zunyou Wu en su estudio titulado: Características y lecciones importantes del brote de enfermedad por coronavirus de 2019 (COVID-19) en China: resumen de un informe de 72 314 casos del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades en el cual la enfermedad fue leve en el 81% de los casos26.

En cuanto a la calidad de vida se observó una afectación moderada post COVID-19 en el 74%, lo cual fue similar al estudio realizado por Cahuana Lipa en Perú en el año 2020 en su estudio titulado: Calidad de vida de pacientes post covid de las instituciones prestadoras de salud, en el cual participaron 169 participantes donde 74% se observó una afectación moderada en los pacientes post COVID-1927.

Así mismo en el estudio realizado por Taboada en España en el 2020 llamado: Calidad de vida y síntomas persistentes tras hospitalización por COVID-19. Estudio observacional prospectivo comparando pacientes con o sin ingreso en UCI con un total de 183 pacientes con un resultado de P= 0.004 en cuanto al empeoramiento en la calidad de vida de los pacientes, similar a los resultados obtenidos en esta investigación en el cual se obtuvo una p= 0.0028.

 

CONCLUSIONES

Los resultados de esta investigación sostienen la idea establecida en la hipótesis alterna la cual menciona que existe asociación entre los síntomas nasales post COVID-19 y la calidad de vida en el personal médico en un hospital de segundo nivel.

Este trabajo de investigación se realizó durante la 4ta ola de COVID-19, la severidad de los síntomas podría asociarse a que la mayoría de los participantes ya tenían aplicada la vacuna vs COVID-19, la edad de los mismo y anterior infección por el mismo virus.

Así también demuestra que los médicos becarios de postgrado los cuales se encontraban en el rango de edad de 22 a 30 años, fueron los más afectados por los síntomas post COVID-19, esto podría ser como resultado de tener más contacto prolongado con personas positivas a COVID-19.

De acuerdo a los resultados obtenidos la mayoría de los encuestados presentó síntomas nasales de los cuales los que predominaron fueron la anosmia y obstrucción nasal, el tiempo de duración fue en promedio de 1 mes, afectando la calidad de vida de la mayoría de los participantes, la obstrucción nasal mencionaban las personas afectadas se prolongaba más de 1 semana, el cual fue el principal factor que disminuyó la calidad de vida de los encuestados.

Durante la revisión de bibliografía para realizar este estudio no se encontraron investigaciones sobre la afectación de la calidad de vida post covid-19 es por ello que este trabajo demuestra la importancia de investigar sobre cuáles fueron las afectaciones en la calidad de vida del personal médico que tuvo contacto con el virus de COVID-19 en su calidad de vida en especial atención a los becarios de postgrado los cuales representan una gran mayoría del personal médico de las instituciones públicas.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Organización Mundial de la Salud. Enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19). Informe de situación 187. https://www.who.int/
  2. Pessa Valente E, Cruz Vaz da Costa Damasio L, Luz LS, da Silva Pereira MF, Lazzerini M. COVID-19 entre los trabajadores de la salud en Brasil: la ola silenciosa. Salud Global J. 2020; 10.
  3. Wiersinga WJ, Rhodes A, Cheng AC, Peacock SJ, Prescott HC. Pathophysiology, Transmission, Diagnosis, and Treatment of Coronavirus Disease 2019 (COVID-19): A Review. JAMA – J Am Med Assoc. 2020;324(8):782–93.
  4. Baki A, et al. Evaluation of nasal function in patients with COVID-19: nasal secretion, nasal clearance, and SNOT-22 score. B-ENT. 2021;16(3):148–52.
  5. Tsai PH, Lai WY, Lin YY, Luo YH, Lin YT, Chen HK, et al. Clinical manifestation and disease progression in COVID-19 infection. J Chinese Med Assoc. 2021;84(1):3–8.
  6. Kim SM, Hwang YJ, Kwak Y. Prolonged SARS-CoV-2 detection and reversed RT- PCR results in mild or asymptomatic patients. Infect Dis (Lond).2021;53:31–7.
  7. Rogers JP, Chesney E, Oliver D, Pollak TA, McGuire P, Fusar-Poli P, et al. Psychiatric and neuropsychiatric presentations associated with severe coronavirus infections: a systematic review and meta-analysis with comparison to the COVID-19 pandemic. Lancet Psychiatry 2020; 7: 611-27.
  8. Carod-Artal FJ. Post-COVID-19 syndrome: Epidemiology, diagnostic criteria and pathogenic mechanisms involved. Rev Neurol. 2021;72(11):384–96.
  9. Sepúlveda C V, Waissbluth A S, González G C. Anosmia ¿Qué debemos saber? Rev Otorrinolaringol y cirugía cabeza y cuello [Internet]. 2020;80(2):247–58. Available from: https://sochiorl.cl/uploads/80-02-16.pdf
  10. Boscolo-Rizzo P, Borsetto D, Fabbris C, Spinato G, Frezza D, Menegaldo A, et al. Evolution of altered sense of smell or taste in patients with mildly symptomatic COVID-19. JAMA Otolaryngol Head Neck Surg 2020; 146 (8): 729-32. doi:10.1001/jamaoto.2020.1379.
  11. Lechien JR, Michel J, Radulesco T, Chiesa‐Estomba CM, Vaira LA, Riu GD, et al. Clinical and radiological evaluations of COVID-19 patients with anosmia: Preliminary report. Laryngoscope 2020. https://doi.org/10.1002/lary.28993.
  12. Chaves-Morillo V, Gómez-Calero C, Fernández-Muñoz JJ, Toledano-Muñoz A, Fernández-Huete J, Martínez-Monge N, et al. La anosmia neurosensorial: relación entre subtipo, tiempo de reconocimiento y edad. Clin y Salud. 2017;28(3):155–61.
  13. Izquierdo-Domínguez A, Rojas-Lechuga MJ, Mullol J, Alobid I. Pérdida del sentido del olfato durante la pandemia COVID-19. Med Clin (Barcelona). 2020;155(9):403–8.
  14. Lechien JR, Chiesa-Estomba CM, Beckers E, Mustin V, Ducarme M, Journe F, et al. Prevalence and 6-month recovery of olfactory dysfunction: a multicentre study of 1363 COVID-19 patients. J Intern Med. 2021;290(2):451–61.
  15. Barón-Sánchez J, Santiago C, Goizueta-San Martín G, Arca R, Fernández R. Smell and taste disorders in Spanish patients with mild COVID-19. Neurología [Internet]. 2020;35(9):633–8. Available from: https://doi.org/10.1016/j.nrl.2020.07.006
  16. P CV, M TM, E TB, B MB. Validación de encuesta de calidad de vida “ SNOT-22 ” en población chilena Validation of the SNOT-22 quality of life survey in Chilean population. 2020;425–33.
  17. Chi-cauich IK. Prueba SNOT-22 para valorar mejoría clínica en cirugía rinosinusal SNOT-22 test to evaluate clinical improvement in rhinosinusal surgery . 2021;66(2):104–9.
  18. Hopkins C, Gillett S, Slack R, Lund VJ, Browne JP. Psychometric validity of the 22-item Sinonasal Outcome Test. Clin Otolaryngol 2009;34:447-54.
  19. Elizabeth JG, Virginia S. Caracterización epidemiológica del personal de salud infectado por COVID-19 en el estado de Oaxaca. Av en Ciencia, salud y Med. 2020;7:75–9.
  20. México S de salud. Personal de salud COVID-19 México 13 de septiembre de 2021 [Internet]. Información general. 2021 [cited 2021 Sep 28]. Available from: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/668681/PERSONALDESALUD_13.09.21.pdf
  21. Alrusayyis D, Aljubran H, Alshaibani A, et al. Patterns of Otorhinolaryngological Manifestations of Covid-19: A Longitudinal Questionnaire-Based Prospective Study in a Tertiary Hospital in Saudi Arabia. Journal of Primary Care & Community Health. 2022;13.
  22. Lechien JR, Chiesa-Estomba CM, De Siati DR, Horoi M, Le Bon SD, Rodriguez A, et al. Olfactory and gustatory dysfunctions as a clinical presentation of mild-to-moderate forms of the coronavirus disease (COVID-19): a multicenter European study. Eur Arch Oto-Rhino-Laryngology [Internet]. 2020;277(8):2251–61. Available from: https://doi.org/10.1007/s00405-020-05965-1
  23. Kopishinskaia S, Lapshova D, Sherman M, Velichko I, Voznesensky N, Voznesenskaia VJPD. Clinical features in Russian patients with COVID-associated parosmia/phanthosmia. Psychiatr Danub. 2021; 33 (Suppl 9): 130-136.
  24. Hernández Peña, O., Rodríguez Blanco, A., Hernández Peña, B., & Regueiro Díaz, M. (2021). Prevalencia de síntomas otorrinolaringológicos en pacientes positivos a la COVID-19. Revista Cubana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, 5(3).
  25. Subramanian, A., Nirantharakumar, K., Hughes, S. et al. Symptoms and risk factors for long COVID in non-hospitalized adults. Nat Med 28, 1706–1714 (2022).
  26. Wu Z, McGoogan JM. Characteristics of and Important Lessons from the Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) Outbreak in China: Summary of a Report of 72 314 Cases from the Chinese Center for Disease Control and Prevention. JAMA. 2020;323(13):1239–1242.
  27. Cahuana Lipa, R., Machaca Mamani, J. C., Machaca Mamani, R. G., & Campos Peláez, G. (2022). Calidad de vida de pacientes post covid de las instituciones prestadoras de salud, Apurímac, 2020. Ciencia Latina Revista Científica Multidisciplinar, 6(1), 2405-2425.
  28. Taboada M, Rodríguez N, Díaz-Vieito M, Domínguez MJ, Casal A, Riveiro V, Cariñena A, Moreno E, Pose A, Valdés L, Álvarez J, Seoane-Pillado T. Calidad de vida y síntomas persistentes tras hospitalización por COVID-19. Estudio observacional prospectivo comparando pacientes con o sin ingreso en UCI [Quality of life and persistent symptoms after hospitalization for COVID-19. A prospective observational study comparing ICU with non-ICU patients]. Rev Esp Anestesiol Reanim. 2022 Jun-Jul;69(6):326-335. Spanish. doi: 10.1016/j.redar.2021.05.009. Epub 2021 Jun 19. PMID: 34176973; PMCID: PMC8214168.

 

ANEXOS

Gráfica 1. Síntomas nasales.

La mayoría de los encuestados si presentó síntomas nasales, n=219.

 

Gráfica 2. Severidad síntomas nasales por COVID-19.

La mayoría de los encuestados presentó síntomas leves de COVID-19, n= 219.

 

Gráfica 3. Afectación a la calidad de vida.

 

La mayoría de los encuestados presentaron una afectación moderada a su calidad de la vida, n= 219.

Tabla 1: Asociación entre la presencia de síntomas nasales y el grado de afectación en la calidad de vida.

Afectación en la Calidad de Vida Total p
Leve Moderada Ninguna Severa
Presencia de síntomas nasales Si 37 (17.5%) 162 (76.4%) 0 (0 %) 13 (6.1%) 212 (100%) 0.00
No 0 (0%) 0 (0%) 7 (100 %) 0 (0%) 7 (100 %)
Total 37 (16.9%) 162 (74%) 7 (3.2%) 13 (5.9%) 219 (100%)

El 76.4% de los pacientes con síntomas nasales presentaron una afectación moderada en su calidad de vida.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos